Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales

Última actualización:
2024-06-15 00:44

LA OEA CAMBIO O CONTINUIDAD

Publication Date: 06-06-2024

La Organización de los Estados Americanos celebrará su 54 Asamblea General en Asunción, Paraguay entre el 26 y el 28 de junio. Reunirá ahí a los Cancilleres de 32 estados miembros, con las ausencias de Nicaragua, cuyo gobierno anunció su salida en noviembre de 2021; de Venezuela que si bien anunció su salida del organismo en 2017, formalmente sigue siendo miembro y; la tradicional ausencia de Cuba, nación suspendida en 1962, pero desde 2009 con la posibilidad de reintegrarse, sujeta a un proceso de diálogo con su gobierno, que a la fecha no se ha llevado a cabo.

De la Asamblea de Asunción no se espera mayor novedad, salvo por el hecho de que comenzará de lleno el proceso para elegir en 2025 al o la sucesora del actual Secretario General, el controvertido Canciller de Uruguay, Luis Almagro. Ya se ha presentado de manera formal la candidatura del Canciller de Suriname, Albert Ramdin, pero esta no será la única, incluso en los países del Caribe se menciona la posibilidad de que Belice presente la candidatura del actual Secretario General Adjunto, Nestor Méndez. Además, se especula que Paraguay podría aprovechar su calidad de anfitrión de la Asamblea para presentar la candidatura del Ex Canciller Rubén Ramírez Lezcano.

Pero el asunto no para ahí, con insistencia se señala que es tiempo para que por primera vez una mujer presida el organismo y en este sentido se menciona a la ex Presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, la ex Vicepresidenta de Panamá, Isabel de Saint Malo e incluso la Secretaria de Relaciones Exteriores Alicia Bárcena, cuyo nombre también fue mencionado en 2020 aunque el gobierno mexicano decidió apoyar la candidatura de la ecuatoriana María Fernanda Espinosa que sólo alcanzó 10 votos.

Finalmente, también se menciona el nombre del ex Presidente de Colombia, Iván Duque, aunque se duda que cuente siquiera con el apoyo del propio gobierno colombiano. Un dato adicional es que desde la fundación de la OEA en 1948, salvo por la gestión de unas tres semanas del costarricense Miguel Ángel Rodríguez, la organización ha estado presidida por sudamericanos.

Pero de poco sirven todas estas especulaciones en torno al proceso de sucesión del Secretario General de la OEA, sin pensar en el futuro del organismo, por cierto, el más antiguo del sistema internacional. El hemisferio se encuentra, profundamente dividido, por un lado, los gobiernos de Brasil, México, Colombia, Bolivia, Chile, Honduras y Guatemala entre otros, con sus matices, parecen identificar coincidencias ideológicas que podrían decantar en una visión común sobre la necesidad de hacer una profunda reestructura del sistema interamericano que encabeza la OEA. Por otra parte, se encuentran otros gobiernos como el de Argentina, Uruguay, Paraguay, Ecuador y El Salvador, algunos de los cuales tienen confrontaciones abiertas con sus similares de la región y que podrían oponerse a los vientos de cambio que soplan en la organización. Adicionalmente, el Caribe, tradicionalmente homogéneo en la OEA, también encuentra divisiones ideológicas profundas y la prueba de ello es que muy posiblemente concurran a la elección del Secretario General con más de una candidatura o algunos de sus 14 miembros declinen para asegurar una candidatura de la región a la Secretaría General Adjunta.

Finalmente, el papel determinante que tradicionalmente ha jugado Estados Unidos, parece mermado producto del deterioro de su influencia en América Latina y el Caribe, habrá que esperar el resultado de sus elecciones de noviembre próximo de las cuales depende que el hemisferio enfrente a un Donald Trump inamistoso por decir lo menos o a un Biden presionado por endurecer la política migratoria hacia la región.

México acudirá a la Asamblea de la OEA en Asunción después de que el domingo pasado el electorado dio un fuerte respaldo en las urnas al proyecto de país que propuso el presidente López Obrador y que promete continuar la virtual presidenta electa, Claudia Sheinbaum. Con este contundente respaldo interno, parecería ser el momento de fortalecer las relaciones internacionales de México y dejar de lado, entre otras, la impráctica idea de cambiar al organismo hemisférico por la CELAC.

Esta es la oportunidad para que mediante una estrategia de mediano plazo, pacientemente nuestro país lidere un proceso de consultas entre los estados miembros que defina el rumbo que debe tener una OEA a la que le urge una renovación y cuyo punto de partida, debería ser el momento en que se dé el cambio de su Secretario General en 2025.

Coordinador de la Unidad de Estudio y Reflexión de América Latina y el Caribe de COMEXI, Embajador Jubilado y ex Representante Alterno de México en la OEA.

Participación en El Sol de México