Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales

Última actualización:
2024-03-02 22:07

ISRAEL Y ARABIA SAUDITA FRENTE A GAZA

Publication Date: 07-02-2024

Tras la firma de los llamados Acuerdos de Abraham en 2020 – que logró el histórico establecimiento de relaciones entre Israel con Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Sudán y Marruecos, y profundizó los vínculos con Egipto y Estados Unidos – el siguiente paso consistía en sumar a Arabia Saudita. La normalización de lazos formales entre el reino saudí y el Estado mayoritariamente judío representaría un éxito para todas las partes.

Tanto Estados Unidos como Arabia Saudita perciben que de concretarlo sus intereses en materia de seguridad serán protegidos mutuamente. Israel considera que sumar a Arabia Saudita legitima su propia existencia y actuación — un gesto simbólico muy importante dado el peso político y económico del reino saudí —, a la vez que, añade a un posible aliado frente a la tensión con Irán. Además, el dinamismo de una hipotética relación traería beneficios económicos y de cooperación en general para los países participantes.

Sin embargo, estos objetivos no se alcanzarán bajo la actual operación militar sobre Gaza. Arabia Saudita ha sido líder en la defensa palestina desde siempre y normalizar relaciones con Israel en esta coyuntura tendría efectos negativos en su credibilidad internacional y como interlocutor con los movimientos palestinos, una influencia que restaría a su capacidad como potencia regional. Cerrar los canales de comunicación con los grupos políticos y militares palestinos reduciría su poder para influir en el futuro de la región.

Esto no significa que el establecimiento de relaciones no se logrará en el futuro cercano. Si se reduce la violencia sobre territorio palestino es posible que se discuta la posibilidad de retomar la iniciativa y consumarla. Arabia Saudita podría argumentar que crear un canal de comunicación directo con Israel le permitiría fungir como mediador en el conflicto en favor de los intereses palestinos; exactamente el mismo razonamiento que ya utilizó Emiratos Árabes Unidos en 2020.

Desde entonces, ni las autoridades emiratíes ni del resto de países árabes con relaciones diplomáticas recientes con Israel han cambiado el estado del conflicto. Ninguno pudo mejorar la situación para la población palestina, evitar los ataques de Hamás contra población civil israelí o la operación militar del ejército de Israel sobre Gaza.

Incluso, frente a su inacción ante las hostilidades actuales, esos mismos gobiernos han enfrentado manifestaciones populares en apoyo a Palestina. Gran parte de la ciudadanía de la región mantiene su simpatía con la grave situación de la población en Gaza y Cisjordania. En consecuencia, los Acuerdos de Abraham y sus proyectos de cooperación resultantes se encuentran en pausa.

La reducción de incentivos para que Arabia Saudita acepte formalizar vínculos con Israel no cambiará sin la conclusión formal de los ataques israelíes sobre Gaza, o por lo menos un cese al fuego. Pero incluso si se establecen esas relaciones nada garantiza que se traducirán en esfuerzos diplomáticos para romper con el ciclo de violencia.

Eso no significa que algunos sectores no ganarían. Las empresas saudíes (estatales) y las israelíes interesadas en aumentar los intercambios comerciales y de cooperación podrían beneficiarse de los contactos formales.

Es claro que los intereses económicos pueden sobrevivir más allá de los asuntos humanitarios. Los Acuerdos de Abraham en buena medida ignoraron las preocupaciones de seguridad en ambos lados de la frontera en Gaza, anteponiendo los posibles éxitos económicos.

Arabia Saudita tendrá que decidir si privilegiar el lucro de las élites económicas de la región o condicionar una solución — siquiera el inicio de un proceso hacia ese objetivo — previo a la normalización de relaciones con Israel. La oportunidad de contribuir positivamente es clara.

Investigador del Centro de Estudios Internacionales Gilberto Bosques del Senado de la República. Miembro asociado del Programa de Jóvenes del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales y de la Asociación Mexicana de Estudios Internacionales.

Participación en El Sol de México

@DavidHdzLpz