Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales

Última actualización:
2024-03-02 22:07

TEXAS Y LA CRISIS MIGRATORIA

Publication Date: 27-11-2023

El 15 de noviembre el Congreso Local de Texas en Estados Unidos, aprobó el proyecto de ley SB4, misma que se encuentra en espera de la firma del Gobernador Greg Abott para que entre en vigor, introduciendo, de esta manera, una controversia con la administración Biden y con el gobierno de México.

La ley atribuye capacidades a las policías locales para detener a las personas migrantes que hayan ingresado de manera irregular a Texas, lo que constituye un delito, asimismo, dota a los jueces de competencia para emitir órdenes de expulsión, por lo que la combinación de ambas situaciones implica problemas legales para los migrantes que pretendan ingresar por dicho territorio.

¿Qué interpretación política podemos entender de esta decisión? La lógica nos lleva a pensar de manera inmediata en las elecciones presidenciales de 2024 en Estados Unidos, siendo el objetivo principal despertar el voto más conservador en Texas y que tenga como efecto expandirse a otros estados, colocando el tema migratorio en el centro de las discusiones.

El Gobernador de Texas conoce las Implicaciones legales de llevar a cabo la aplicación de dicha ley, toda vez que el tema migratorio es competencia directa del ámbito federal, por lo que es muy probable que se impugne, pero el trasfondo político forma parte de la estrategia republicana, y esto lo demuestra la visita de Donald Trump a Texas el 19 de noviembre, mediante la cual, se refuerzan dos cosas: Texas no estará solo en caso de ganar Trump la presidencia, y Texas respaldará a Trump o a cualquier candidato republicano que tenga una agenda antimigratoria.

Al respecto, es evidente el contraste entre la agenda demócrata y republicana. Si se toma en cuenta lo hecho por el anterior gobierno republicano, se pueden identificar dos políticas antimigratorias, la aplicación del Título 42 y los Protocolos de Protección a Migrantes, mismas que generaron mucha tensión con México, y que, con la llegada de Biden, aunque su suspensión no fue inmediata, se lograron finalizar.

Lo peligroso de la agenda republicana es la extrema línea conservadora que puede tener, especialmente en el tema migratorio, misma que puede hacer surgir el nativismo radical de los estadounidenses y que puede derivar en xenofobia y crímenes de odio.

En la política, la forma y el fondo son importantes, por lo que es necesario destacar que, independientemente de la administración gubernamental en Estados Unidos, la migración irregular nunca será bien vista y será estrictamente restrictiva, el asunto es la forma, toda vez que los republicanos lo abordan de una manera y los demócratas de otra, ocasionando un dinamismo distinto en la relación bilateral con México.

A todo esto, México debe actuar con estrategia y diplomacia para hacer frente a la crisis migratoria que existe a lo extenso del territorio nacional y en la frontera con Estados Unidos, pero deberá contemplar lo siguiente: una posible reelección de Biden o el triunfo de un republicano. Ese es el escenario ante la crisis existente.

POR JORGE LUIS AGUIRRE RAMÍREZ

@JJOSELUISAGUIRRER

LICENCIADO EN RELACIONES INTERNACIONALES.

MIEMBRO DE LA RED DE NORTEAMERICANISTAS DEL CISAN.

ASOCIADO DEL PROGRAMA DE JÓVENES DEL COMEXI.

Participación en El Heraldo de México