Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales

Última actualización:
2024-03-01 14:01

SOMALIA: TRES DÉCADAS DE OLVIDO

Publication Date: 14-01-2021

El Sol de México

Cuando se cumple una década de la llamada Primavera Árabe, que en 2011 trajo consigo férreos vientos de cambio a media docena de países del norte de África y del Levante, desde Túnez hasta Irak, pasando por Libia y Egipto, destronando regímenes autocráticos y despóticos y sepultando en el olvido a otrora hombres todopoderosos como Muamar Gadafi o Hosni Mubarak; bien merece la pena que echemos un vistazo a una de las naciones árabes más olvidadas, lejanas, ignoradas e incomprendidas: Somalia.

Si bien los resultados de la serie de protestas populares que hace diez años produjeron cambios insospechados en regímenes políticos del mundo árabe, a través de movilizaciones sociales o de guerras civiles, algunas aún en boga, como en los casos de Siria y de Yemen, son debatibles y desde el punto de vista de algunos académicos, diplomáticos o estudiosos de las relaciones internacionales constituyen un anecdotario más que un movimiento sistémico; sus implicaciones en el imaginario colectivo y su etiquetado bajo el término de referencia, los hacen mucho más que un fenómeno mediático o un objeto de estudio. La Primavera Árabe estremeció a la región, incluso sin llegar a todos sus países, como fue el caso de Somalia. Algo poco inusual, considerando que Somalia, para el 2011 e incluso en este 2021, se encontraba y aún se encuentra en las márgenes del sistema internacional; desde donde lo que ahí pase o deje de pasar casi nada importa al resto del mundo, aunque ello no debiera ser así.

En unos cuantos días más, para ser precisos el 26 de enero, se cumplirán treinta años desde la caída del régimen de Siad Barre, general golpista del ejército somalí y presidente, por más de veinte años, de la entonces República Democrática de Somalia. Tres décadas de que inició un conflicto armado en el que han estado involucrados no solamente los somalíes y sus países vecinos, sino Naciones Unidas, Estados Unidos, Etiopía, Kenia, Rusia, Turquía y Arabia Saudí. Más de un cuarto de siglo desde que el gobierno central de Somalia se desmoronó haciendo del país una tierra de nadie, en donde rige la ley del más fuerte, la definición perfecta del estado fallido. Treinta años desde ese enero de 1991 en que Somalia desapareció del mapa, siendo hora de que ya vuelva.

Continúa leyendo aquí