Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales

Última actualización:
2023-02-03 00:20

VOTANDO POR LOS EXTREMOS: LOS PRESIDENCIABLES EN CHILE

Yamel Sarquis

COMEXI EN EL SOL DE MÉXICO

Publication Date: 26-11-2021

El futuro de Chile se definirá entre dos candidatos que poseen visiones radicalmente diferentes: José Antonio Kast y Gabriel Boric. Kast, derechista de 55 años y con 9 hijos, acumuló el 27.91% de los votos, mientras que Boric, líder de izquierda con 35 años de edad, sumó el 25.82%.

 

El 21 de noviembre, los chilenos acudieron a las urnas para elegir a su próximo presidente, quien sustituirá al mandatario Sebastian Piñera. Entre los siete presidenciables, el candidato de extrema derecha José Antonio Kast (Partido Republicano) y el izquierdista Gabriel Boric (Apruebo Dignidad) registraron la mayoría de los votos, asegurando su espacio para la segunda vuelta del próximo 9 de diciembre.

De las cerca de 15 millones de personas llamadas para votar, alrededor del 47% acudió a las urnas. Los bajos niveles de participación se pueden explicar, en parte, debido a que el sufragio en Chile es de carácter voluntario. No obstante, esto contrasta con los comicios de mayo de 2021 donde se registró un histórico en los niveles de participación electoral. En mayo, los chilenos votaron por el Congreso Constituyente, encargado de redactar la nueva constitución.

La elección del domingo pueden ser consideradas como una de las más divisorias en la historia de Chile, al menos desde el fin de la era de Pinochet en 1990. El ectorado votó entre quienes buscan fortalecer la seguridad y el estado de derecho, una visión promovida por Kast, y una reorganización del modelo de libre mercado del país tras las manifestaciones de 2019, una propuesta de Boric.

Durante los últimos dos años, Chile ha estado sumergido en una crisis social, sanitaria y económica. Con un índice de aprobación del 16%, el actual gobierno centroderechista de Sebastián Piñera se encuentra bajo presión tras los disturbios sociales de 2019, los estragos de COVID-19, y los esfuerzos recientes del Congreso por iniciar un juicio político contra el Ejecutivo.

Tras las protestas de 2019, el gobierno de Piñera anunció la creación de una nueva Constitución para Chile, para reemplazar aquella redactada durante la dictadura de Augusto Pinochet. Los resultados de la elección del Congreso Constituyente mostraron que los chilenos anhelan un cambio institucional, al elegir lideres sociales y candidatos independientes sobre personajes políticos.

Este contexto facilitó el surgimiento de nuevas caras, como Gabriel Boric, ex líder estudiantil y voz en las protestas de 2019. Asimismo, el conservador Jose Antonio Kast fundó el Partido Republicano, buscando consolidar un nuevo movimiento entre la derecha chilena.

Por otra parte, las tensiones electorales alcanzaron su punto más álgido cuando el Congreso chileno anunció que iniciarían una acusación constitucional contra Piñera por supuestas irregularidades con un proyecto minero, como fue documentado en los Pandora Papers. A pesar de que no siguió adelante dicha gestión, sí alimentó las tensiones en la recta final de las campañas.

Con visiones antagónicas, ambos candidatos estuvieron muy por debajo de la mayoría necesaria para una victoria absoluta, lo que significa que Chile celebrará una segunda vuelta el 19 de diciembre.

De cara a estos comicios, se estima que ambos candidatos busquen ganar al electorado del centro, lo cual conllevaría a que moderen sus posturas. No obstante, puede presentarse un escenario donde cada contendiente endurezca su postura, buscando afianzar su base electoral y abrir aún más el abismo entre ambas visiones del país.

Más allá de los pronósticos, lo cierto es que el ganador asumirá como presidente en marzo de 2022.

En este contexto, uno de los desafíos más importantes al que se enfrentará el próximo mandatario será implementar la nueva Constitución, la cual se encuentra en proceso de elaboración por un periodo de seis meses. Las organizaciones de la sociedad civil, quienes han ocupado un rol esencial en el proceso, así como la comunidad internacional estarán atentos a la respuesta que ejerza el ganador de frente al proceso constitucional.