Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales

Última actualización:
2022-11-29 14:31

UN AÑO DE DESAFÍOS, UN AÑO DE AVANCES

Juan Alberto Villalobos

COMEXI EN EL SOL DE MÉXICO

Publication Date: 26-01-2022

El primer año el más complejo. Se coloca lo que serán los temas de la agenda más importantes durantre su administración, también donde debe revertir los efectos negativos de la administración anterior, con elecciones intermedias en el Congreso que permitirán o frenarán su agenda y define su estilo de gobernar para los siguientes años.

 

El presidente Joe Biden, llegó al despacho Oval, en medio de enormes retos, envuelto en medio de una polarización entre ambas cámaras del Congreso y la sociedad, la pandemia, la migración y la economía como los asuntos más urgentes a tratar durante su llegada a la administración.

El mandatario estadounidense se encuentra actualmente con una aprobación del 40% en lo que lleva de su administración, en comparación con otros mandatarios durante el primer año que llevan históricamente una aprobación del 53%, excepto el ex presidente Donald Trump, cuya aprobación fue del 38%, siendo el menos calificado en más de 5 décadas.

El mandatario ha firmado 77 decretos ejecutivos entre los que destacan: La ley del plan de rescate estadounidense y la extensión de los programas para Covid-19, Ley de inversión en infraestructura y empleos, Proyectos de ley para evitar el cierre del gobierno federal, decretos clave para revertir las políticas de su predecesor, entre otros.

La pandemia, uno de los grandes retos de su administración se ha manejado de manera adecuada, con su paquete de ayuda Covid-19 con un presupuesto de 1.9 billones de dólares, con más de 210 millones de vacunados con esquema completo al día de hoy, de los cuales, 65% son adultos. Las pruebas para Covid-19, pasaron de cero el año pasado a 375 millones que incluye un reembolso para el consumidor por parte del seguro, sumado a 1000 millones de pruebas para los hogares.

En materia económica, el presidente estadounidense a través de la aprobación de su Plan de Rescate Estadounidense, un paquete económico el cual ha reducido 3.9% la tasa de desempleo y ha generado 6.4 millones de empleos en un año, es un plan que apenas comienza y pretende mejorar la economía estadounidense, envuelta en una inflación no vista en los últimos 40 años, atacado por factores como la escasez de trabajadores, crisis en las líneas de suministro han derivado en mayores costos lo que genera el aumento de los precios para el consumidor.

En migración, podemos destacar sus cambios en las políticas que rigen su aplicación interna como arrestos, detenciones y remociones dentro de los EEUU. Agregó cierta flexibilidad al instruir a los funcionarios de migración para que tomen decisiones de aplicación individualizadas. Evitando así la deportación de manera automática de 11 millones de indocumentados actualmente. Estas acciones combinadas de ejecución interna han tenido efectos perceptibles. El número de arrestos de ICE ha disminuido. En detenciones por mes en promedio ese número se redujo a 3.000 durante los primeros 11 meses de la administración.

En el combate al cambio climático, el presidente Biden, logró reincorporar a los EEUU, en el Acuerdo de París y restableció el liderazgo de su país durante la conferencia mundial sobre el cambio climático. Se encuentra impulsando un futuro eléctrico, duplicando las ventas de vehículos eléctricos en un año, ascendiendo a 5 mil autos vendidos.

En materia de política exterior, la estrepitosa salida de las tropas estadounidenses de Afghanistán recibió muchas críticas. Tras la toma del poder por los talibanes en aquel país, puso a las tropas estadounidenses la tarea de proteger el puente aéreo para miles de afganos, estadounidenses y personas de cualquier índole que buscaban salir del país, con una marcada crisis internacional en materia de derechos humanos y colapso del gobierno.

La creciente tensión entre los EEUU y Rusia por el territorio de Ucrania, han demostrado una política suave y de no enfrentamiento bélico. Se han sostenido platicas al respecto, pero sin resultados tangibles.

La administración se ha visto con avances pero también con muchos retos en su primer año. Para este 2022, el presidente deberá continuar luchando contra la pandemia, el empuje en el Congreso de su plan económico “Build Back Better”, Los proyectos de ley de votación, la Ley de Libertad para Votar y la Ley de Avance de los Derechos Electorales de John Lewis, mitigar la inflación y los desafíos en política exterior, serán su prioridad para este año.

Juan Alberto Villalobos Oropeza. Asociado COMEXI. Consultor y analista internacional. Especializado en política bilateral con los EEUU. Cuenta con más de diez años de experiencia en el sector público y privado. @JAVO2307