Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales

Última actualización:
2024-03-01 14:01

¿EN DÓNDE ESTAMOS GEOPOLÍTICAMENTE?

Publication Date: 07-07-2021

Los recientes posicionamientos del G7 respecto a los compromisos de mitigación del cambio climático y el desarrollo de China hacen que los internacionalistas mexicanos se pregunten ¿en dónde estamos geopolíticamente como país?

Se debe recordar en primer lugar que la geopolítica como enfoque de las Relaciones Internacionales parte del interés nacional, no se coopera como un fin, sino tan solo como una herramienta a la cual se acude cuando es conveniente. ¿En qué parte es conveniente para el interés nacional de México seguir el ritmo del tambor del G7? En las últimas décadas la perspectiva geopolítica en las relaciones internacionales se fue diluyendo ante el fin de la confrontación Unión Soviética-Estados Unidos, pero hoy, en el contexto del Covid-19, los arreglos para la distribución de las vacunas son un evento ilustrativo de la competencia por el poder y la influencia, que ponen nuevamente en relieve la necesidad de éste enfoque. Incluso ante un problema absoluta y evidentemente global como lo es una pandemia, en el mundo primó el interés nacional del lado de los países industrializados, mientras que China y Rusia mostraron solidaridad y ocuparon un vacío que próximamente estará materializándose en beneficios diplomáticos y en términos de imagen internacional.

México está presente en los principales foros globales, que fácilmente pueden volverse espacios de confrontación: háblese del G20, del Fondo Monetario Internacional (FMI), o del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, por mencionar algunos. Estrategias como solidarizarse con los problemas de sus vecinos del sur, rechazar la postura del Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, formar alianzas para la obtención y producción de vacunas y actuar consecuentemente con sus principios de política exterior en el Consejo de Seguridad, son posturas que delinean un posicionamiento geopolítico, quizá tibio, pero preferible a que no existiera del todo.

¿Dónde debería estar puesta la mirada de un país emergente que busca obtener ventajas de ser un actor global? En los temas que trascenderán en el largo plazo por supuesto. Por ello, más allá de la de emisión de posicionamientos respecto de los comunicados de alianzas de países cada vez más anacrónicas, se debe poner atención a los hechos que se materializarán a gran escala, por ejemplo, la forma en que se redistribuirían los nuevos Derechos Especiales de Giro del FMI, que en pocas palabras, será la distribución de dinero creado de la nada, asignados mediante un sistema de cuotas que por sí mismo beneficia a los países más ricos puesto que ellos son los detentores de la mayor parte de las cuotas por sus aportaciones. También podemos mencionar la propuesta que se presentará en el G20 relativa a una tasa impositiva efectiva mínima global para las grandes empresas multinacionales, donde lo recaudado tendrá un mayor impacto para algunos y en menor para otros dependiendo de cómo se negocie el acuerdo, de la forma en que se encuentra planteada actualmente, la mayor parte de estos ingresos serán dirigidos a los países de origen, obviamente países desarrollados. Dado que, tenemos la fortuna de ser partícipes de dichos espacios de negociación, es en esté papel que tendremos en ellos a donde debe dirigirse la pregunta de ¿qué buscamos geopolíticamente hablando?

Por lo demás, sin restar importancia a la urgente y necesaria colaboración global en términos de mitigación y adaptación al cambio climático, habría que decir que, el posicionamiento del G7 respecto a alcanzar la neutralidad de carbono de sus miembros sin duda tiene su mérito, pero que, es bien sabido y comprensible que dichas metas no sean las mismas para mercados emergentes, por lo que esperar un compromiso en los mismos términos para todos los países, independientemente de su desarrollo, es un paso fuera de toda lógica y, por tanto Ilustrativo de lo que no es actuar bajo una lógica geopolítica.

Asociado Comexi.