Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales

Última actualización:
2023-02-03 00:20

LIZ TRUSS Y LOS DESAFÍOS POSBREXIT

Publication Date: 13-10-2022

Liz Truss es la tercera mujer nombrada primera ministra del Reino Unido y líder del Partido Conservador. Aunque empezó como activista de la democracia liberal e incluso se llegó a manifestar a favor de abolir la monarquía, poco después se afilió al Partido Conservador, por el que fue parlamentaria en la Cámara de los Comunes en 2010. También fue ministra de Medio Ambiente, de Justicia, de Comercio Internacional y de Relaciones Exteriores, cartera que le sirvió de plataforma para ser elegida líder de su partido.

Los desafíos a los que se enfrenta Truss no son menores, ya que el brexit –la salida del Reino Unido (RU) de la Unión Europea (UE)– empieza a sentirse tanto por el incremento en el costo de la vida como por los problemas de abastecimiento y la burocracia. La inflación está prevista en un 13% y probablemente pueda llegar hasta un 20% en 2023, si los precios de la energía no bajan, lo que no parece factible por el momento.Hay que recordar que en el referéndum del 23 de junio de 2016, la opción de salir de la UE ganó con un 51.9%. Sin embargo, en Escocia ganó el bremain (la permanencia del RU en la UE) con un 62 %, al igual que en Irlanda del Norte, con un 55.8%. Estos resultados han traído como consecuencia un descontento social en esos países pertenecientes al Reino Unido, porque, mientras Escocia quiere llevar a cabo un referéndum de independencia en octubre de 2023, Irlanda del Norte podría convocar uno sobre la reunificación de las dos Irlandas, ya que eso está previsto en los Acuerdos de Viernes Santo de 1998.

Así las cosas, lo que más preocupa en estos momentos es el proyecto para desmantelar el Protocolo de Irlanda del Norte (una ley nacional con la que pretenden que se invalide el Protocolo acordado con la Unión Europea) que impulsa la propia Truss. Esto es una clara violación al Derecho internacional y al principio de pacta sunt servanda. El Protocolo de Irlanda del Norte fue diseñado para evitar una frontera dura entre las dos Irlandas e impide el establecimiento de controles de mercancías para los productos procedentes de Irlanda del Norte (parte del RU) y que entran en la República de Irlanda (miembro de la UE). El objetivo es mantener el Acuerdo de Viernes Santo de 1998 que puso fin a más de treinta años de luchas sangrientas.El Protocolo establece que Irlanda del Norte debe cumplir con el ordenamiento jurídico del mercado único de la UE. Esto se traduce en establecer controles para una serie de productos procedentes de Inglaterra, Escocia y Gales. Ahora bien, el artículo 16º del Protocolo señala que cualquiera de las partes puede tomar medidas unilaterales de salvaguardia en caso de que el arreglo “dé lugar a graves problemas económicos, sociales o ambientales que puedan persistir o desviar el comercio”. También dice que, una vez activado ese artículo, se deben iniciar negociaciones entre el RU y la UE antes de que se introduzcan las medidas de salvaguardia.

Si el RU utiliza el artículo de manera inadecuada o infringe el Acuerdo de Retirada con el que pactó su salida del proceso de integración, la UE puede acudir al mecanismo de resolución de conflictos. En otras palabras, si el RU viola el Protocolo, la UE puede suspender partes del Acuerdo de Retirada y también partes del Acuerdo de Comercio y Cooperación, lo que implicaría la imposición de aranceles y una guerra legal y comercial. Además, Truss tendría que negociar con Escocia y con Irlanda del Norte, si no quiere que se convoque a un referéndum de independencia en la primera o de reunificación con Irlanda en la segunda. Tal parece que el brexit aún puede complicarle la vida a Truss y al RU de manera significativa en el futuro previsible.

*La autora es miembro de la UER Europa+ del COMEXI. Doctora en Derecho internacional, europeo, económico y ambiental por la Georg-August-Universität, Göttingen, Alemania. Investigadora de la Facultad de Estudios Globales de la Universidad Anáhuac México, pertenece a los europeístas de la Delegación de la Unión Europea en México y miembro del SNI nivel I. Autora del libro El brexit: la relación del Reino Unido con la Unión Europea.

Participación en El Economista