Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales

Última actualización:
2024-03-01 14:01

CIBERSEGURIDAD: UNA MIRADA DESDE LA COOPERACIÓN INTERNACIONAL

Publication Date: 12-10-2022

De acuerdo con el Informe sobre costos de filtraciones de datos, producido por la empresa IBM, el costo que tiene este delito para América Latina es de tres millones de dólares al año. Este total puede resultar conservador si se consideran las recientes filtraciones producidas por el Grupo Guacamaya en México, Perú, Chile, El Salvador y Colombia. Para calcular los costos, se consideran tanto aquellos directos como indirectos. Dentro del primer rubro, se toman en cuenta gastos directos como la contratación de expertos forenses digitales, mientras que los costos indirectos son aquellos como la reputación o el daño que puede generar dicha filtración. Por ello, resulta importante conocer los mecanismos de cooperación internacional a los que podrían acceder los diversos gobiernos para hacerle frente a este problema.

En primer lugar, está el Programa de Ciberseguridad de la Organización de Estados Americanos (OEA), que tiene como objetivo el apoyar a los países de la región en desarrollar sus capacitades técnicas y políticas regulatorias en el ámbito de la ciberseguridad. Hasta el momento, la OEA ha colaborado con 17 países para desarrollar sus estrategias nacionales de ciberseguridad y ha implementado diversas acciones de concientización y capacitación en este tema, como un Cibersimposio organizado la semana pasada, en el marco del mes de la ciber concientización.

Respecto a organismos de carácter técnico enfocados en las comunicaciones, la principal sería la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), fundada en 1865 originalmente como la Unión Telegráfica Internacional. La UIT además de ser la organización internacional más antigua, es ahora un referente en la cooperación para para la ciberseguridad. Su Índice Global de la Ciberseguridad, que mide cinco pilares enfocados en el desarrollo legal, técnico, organizacional, educativo y de cooperación, se ha vuelto trascendental para tener una radiografía de la situación de varios países, entre ellos México. Nuestro país se ubica en el lugar 52, de un total de 183 a nivel mundial, y es el cuarto a nivel regional, tan solo por detrás de Estados Unidos (EUA), Canadá y Brasil.

En cuanto a organismos de cooperación financiera, se tiene que el Banco Mundial (BM) cuenta con el Programa Global de Capacidades en Ciberseguridad, que atiende las necesidades financieras para que los países puedan implementar las estrategias de ciberseguridad. A través de su área de Desarrollo Digital, el BM fomenta proyectos para el desarrollo de capacidades digitales en los países beneficiarios.

Asimismo, la cooperación a nivel bilateral es relevante en términos de poder impulsar agendas entre países con intereses recíprocos. Esto ha quedado de manifiesto en la Estrategia Digital de la Agencia de EAU para el Desarrollo Internacional (USAID) que plantea ejes clave para mejorar la inclusión y seguridad de los ecosistemas digitales, a través del fortalecimiento de capacidades de la sociedad civil, los gobiernos y el sector privado. Actualmente USAID se encuentra trabajando en varias evaluaciones por país, bajo un enfoque de tres pilares: infraestructura y conectividad, gobierno digital y derechos digitales y Fintech. En Latinoamérica, ya se cuentan con las estrategias para Colombia y Perú.

Estos son tan solo algunos ejemplos de cómo la ciberseguridad entra en la agenda de colaboración de diversas instituciones internacionales. Los países necesitan acercarse a estas instancias para poder desarrollar sus prácticas internacionales, conocer qué ha tenido éxito y qué se ha tenido que mejorar en otras latitudes, además de aceptar que, al ser un fenómeno transnacional, la ciberseguridad no se puede fortalecer solamente desde el ámbito local.

Participación en el Sol de México