POSICIONAMIENTO DE CARA A LA COP26

Publication Date: 01-11-2021

Posicionamiento de la Junta Directiva y 

del Grupo de Trabajo de Energía y Sustentabilidad del

Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI)

de cara a la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas Sobre el Cambio Climático (COP26), Glasgow, Reino Unido 1-12 de noviembre de 2021

 

El Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales, COMEXI, foro plural de análisis, estudio y diálogo sobre las relaciones internacionales y asuntos globales, busca contribuir en la toma de decisiones de las políticas públicas en beneficio de los mexicanos, así como apoyar el posicionamiento e impacto de México en el mundo.

 

Acorde a esta misión, su Junta Directiva, con el apoyo del Grupo de Trabajo de Energía y Sustentabilidad del COMEXI, expone las siguientes consideraciones con objeto de enriquecer el debate público sobre un tema de la mayor trascendencia para el país.

 

El cambio climático es uno de los más grandes retos que enfrenta la humanidad. Sus impactos tienen manifestaciones físicas, biológicas, económicas y sociales. Este año sorprendieron temperaturas por encima de 48°C en Siberia, en el norte de Canadá y de Estados Unidos, e inundaciones nunca registradas en China y Alemania. En México, Tula, Ecatepec y Tequisquiapan han sido recientemente afectadas por fenómenos meteorológicos extremos asociados muy probablemente al cambio climático.

 

El clima es un bien global. Su aprovechamiento sustentable y preservación depende de las necesidades y decisiones de todos los habitantes del planeta, de la tecnología que utilizamos y de los sistemas de producción y consumos que rigen la economía. En 2015, 197 países miembros de las Naciones Unidas firmaron el Acuerdo de París sobre Cambio Climático con el objetivo de estabilizar el incremento promedio de temperatura en el planeta en 1.5° C al final del siglo, y así evitar impactos catastróficos en poblaciones y ecosistemas. Para cumplir con ello, cada país determinó sus compromisos, en el caso de México el compromiso internacional es reducir 22% sus emisiones para 2030.

 

No obstante los compromisos adquiridos y las alertas de la comunidad científica relacionadas con la tendencia creciente de calentamiento global, así como de la trayectoria de aumentos en intensidad y frecuencia de sus impactos, el cumplimiento de las metas del Acuerdo de París va retrasado. Si continuamos con el nivel actual de emisiones, el incremento en la temperatura global podría alcanzar 2.7° C al final del siglo; cifra que es considerada como devastadora para muchas comunidades y ecosistemas.

 

La Agencia Internacional de Energía estima que la inversión requerida para transitar a una economía neutra en carbono asciende a $5 billones (millones de millones) de dólares al año, equivalente a cinco veces el PIB de México. La mayor parte de esa inversión deberá provenir de fuentes privadas. Afortunadamente, los inversionistas y mercados financieros ya están reaccionando a la transición energética. Hoy, una tercera parte de los activos y fondos de inversión están vinculados a criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG). Además, los créditos, bonos y capital de riesgo climático han duplicado sus tasas de crecimiento en los últimos cuatro años. La tendencia hacia economías neutras en emisiones de carbono representa una oportunidad sin precedente para la atracción de capitales, desarrollo de negocios, innovación, creación de empleo, combate a la pobreza y desigualdad, entre muchos otros beneficios.

 

México se posicionó como líder en América Latina y entre las economías emergentes en la atención a este fenómeno global. Fuimos de los primeros países en ratificar el Acuerdo de París y el segundo país en vías de desarrollo en presentar sus compromisos internacionales, además, fuimos el primer país en América Latina en establecer un impuesto a los combustibles fósiles y un sistema de comercio de emisiones.

 

Del 31 de octubre al 12 de noviembre próximo, se celebrará en Glasgow, Reino Unido, la Vigésimo Sexta Conferencia de las Partes de la Convención Marco de la Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26), entre cuyos objetivos está fortalecer los esfuerzos de reducción de emisiones para cumplir con las metas del Acuerdo de París. 

 

La Junta Directiva y el Grupo de Trabajo de Energía y Sustentabilidad del COMEXI se unen a gobiernos, empresas, organismos internacionales, organizaciones de la sociedad civil, comunidad científica y ciudadanos en su compromiso por alcanzar un resultado exitoso en la COP26.

 

Asimismo, propone a la Delegación de México que participará en la reunión a:

 

1.Reafirmar el compromiso con la meta de estabilizar el incremento de temperatura del planeta en no más de 1.5° C al final del siglo.

 

2.Impulsar el compromiso de todos los países, en particular de los integrantes del G20, en la reducción de emisiones de gas de efecto invernadero para asegurar una economía de emisiones neutras en carbono al 2050 y una reducción de 55% de emisiones al 2030. Para ello, México deberá fijar un compromiso de reducción más ambicioso que el presentado a la fecha.

 

3.Reforzar la cooperación y políticas de adaptación al cambio climático, en particular en los países y regiones vulnerables.

 

4.Incrementar significativamente los flujos de financiamiento de fuentes públicas y privadas, nacionales e internacionales para medidas, proyectos y tecnologías de mitigación y adaptación al cambio climático.

 

  • Los países desarrollados deberán cumplir con su compromiso de aportar $100,000 millones de dólares anuales para la acción climática en los países en desarrollo y se deberán aumentar las inversiones para la adaptación al cambio climático en, al menos, el 50% del total del financiamiento público de cambio climático. 

 

  • Para aprovechar el potencial de financiamiento privado en la transición a una economía de cero emisiones netas, se deberán impulsar condiciones adecuadas para la inversión en los países y fomentar la transparencia, la comparabilidad, la complementariedad y la compatibilidad con criterios basados en ciencia, en los compromisos de descarbonización del sector financiero.

 

5.Promover la fijación de precio al carbono y las oportunidades de cooperación para intercambiar créditos de reducción de emisiones entre países. El precio al carbono deberá alcanzar, en promedio, $75 dólares en 2030, como lo recomiendan los organismos internacionales. Todos los países, incluyendo México, deberán elevar su precio al carbono hasta que se alcance dicho nivel promedio mundial.

 

6.Fortalecer la innovación y cooperación tecnológica dirigida a proyectos de energía limpia, eficiencia energética, mitigación y adaptación al cambio climático.

 

7.Fomentar sinergias entre las metas globales de cambio climático y diversidad biológica a través de un impulso significativo a las iniciativas y proyectos de soluciones basadas en la naturaleza, para la mitigación y adaptación al cambio climático.

 

La Junta Directiva y el Grupo de Trabajo de Energía y Sustentabilidad del COMEXI reafirman su compromiso con un planeta de cero emisiones netas en 2050 para beneficio de las generaciones presentes y futuras, y reconoce una gran oportunidad para México en esta transición que fortalecerá nuestro liderazgo global e impulsará un medio ambiente sano, crecimiento económico, inversión, empleo, innovación, combate a la pobreza y desarrollo social.

 

La ideas y opiniones aquí expresadas no necesariamente reflejan las de toda la membresía del COMEXI.

 

Other articles

... No articles related