Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales

Última actualización:
2022-10-03 12:47

WHERE NEXT FOR US-MEXICO RELATIONS?

El Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI) llevó a cabo el evento "Where next for US-Mexico relations?" en colaboración con The Wilson Center. En la conversación participaron a Senadora Vanessa Rubio, el Embajador Andrés Rozental, el Embajador Earl Anthony Wayne y el Embajador Carlos Pascual, con la colaboración como moderadora, Amy Glover. El diálogo giró alrededor del futuro de la relación bilateral México-Estados Unidos y las implicaciones nacionales e internacionales que ésta tendrá.

La Sen. Vanessa Rubio enfatiza que se debe aprender la lección de que el mundo ha cambiado, donde existen más actores que interactúan en un sistema internacional de reglas. Por tal razón, la lectura debe cambiar para entenderlo mejor, pero sobre todo para actuar correctamente. Advierte sobre la información “esquizofrénica”, son aquellas exigencias y amenazas del presidente Trump que en ocasiones son contradictorias, a lo que se debe repensar en las formas que afectan el fondo de la relación. Agrega que aunque la relación bilateral es muy dinámica, no debe de reducirse al nivel de gobierno sino a una relación del Estado como un todo (incluídos el congreso, los gobernadores, el sector privado). Se espera que al trascender la relación exclusiva entre líderes, se eviten efectos negativos en un largo plazo.

El Emb. Earl Anthony Wayne sostiene que el Presidente Donald Trump usa a México como política interna, enmarcado en su narrativa nacionalista. El discurso “vende” y su base lo apoya, se basa en argumentos históricos importantes que sirven a su argumento político. Aclara que es un desafío de movilización para aquellos que comprenden la relación, así como sería necesario encontrar la manera de comunicar y educar sobre la importancia de la relación.

El Emb. Carlos Pascual comenta que a la base de votantes del Presidente Donald Trump no les resulta importante la política externa de su propio país, por lo que México se convierte en una cuestión de seguridad interna ligada a su concepción nacional. Agrega la necesidad de afrontar la realidad de que ambos países son vecinos, en donde existe una relación de interdependencia. Alerta que en los próximos meses no se esperan mejoras en la relación debido a cuatro razones específicas:  

Hay dos presidentes opuestos que están constantemente en  una confrontación. Por un lado, el presidente Trump considera la relación con México como un asunto interno, y por otro lado, el presidente López Obrador pretende que Trump le diga qué hacer, en lugar de trabajar en la relación.

Como segundo punto, la confrontación interna continuará entre los congresistas estadounidenses con su presidente, y México será uno de los temas más relevantes.

En un tercer aspecto, la economía mexicana no está creciendo, por lo que nadie reconocerá un beneficio en la cooperación económica.

Finalmente, por la cuestión de seguridad nacional, ya que la situación en México es realmente alarmante lo que sólo ayuda al discurso de Trump.

 

México se encuentra en una situación de vulnerabilidad frente a su contraparte estadounidense a causa de su frágil economía aunado a un sector privado que quiere evitar represalias contra el comercio bilateral, lo que genera una mayor dificultad para negociar con el Presidente Donald Trump sobre cualquier tema que impacte la relación.

De acuerdo con la Senadora Rubio, los conflictos más graves para México en la actualidad son: la seguridad y la economía. Asegura que México nunca había experimentado una situación similar en dichos temas. La inversión privada, ya sea nacional o extranjera, forman parte de la solución para llevar al país adelante. En cuanto a la relación bilateral, la seguridad impacta en la migración y la economía sobre los aranceles, que son presiones creadas a partir de México, lo que Estados Unidos aprovechó como oportunidad económica y política. Por tanto, es urgente solucionar los temas más vulnerables para ganar fuerza en las negociaciones con otros países, especialmente con Estados Unidos. 

El Emb. Rozental hace referencia sobre las diferentes perspectivas de México desde Estados Unidos y desde el interior. Desde el exterior, se compara a México con otros países con características similares, como Brasil o Turquía; pero desde el interior de México no existe esa noción de comparación con el resto del mundo.

El Emb. Pascual explica que la relación conflictiva actual entre ambos no es positiva para ninguna de las dos partes. Si la trayectoria continua sobre el mismo sentido las cosas empeorarán, pero todo dependerá de las elecciones de Estados Unidos del próximo año.

El Emb. Wayne aclara que no depende del presidente, sino de aquellos que tienen intereses de por medio que pueda aplicar cierta presión a los gobernantes para dar una solución efectiva al conflicto.

La Senadora Rubio enfatiza que el Estado, donde se encuentran más actores fuera del gobierno federal, son cruciales para generar presiones y cambiar el rumbo de la relación, pero cree que la decisión final se encontrará en los liderazgos de ambos países. Agrega que México no es el mayor problema para Estados Unidos, pero si es el mayor problema para el presidente Trump. Aclara que se vive un periodo de post-verdad, la realidad está sujeta a los discursos políticos para mantener un número determinante de votantes. Es una distorsión de la verdad, que ambos presidentes pueden aprovechar para continuar teniendo el apoyo fiel de su base.

En el panel se discutió asimismo que México caería en un error de enfocar su política a la próxima persona que llegue al poder, porque su base de votantes seguiría existiendo por una largo tiempo. El enfoque debe ser actual y dirigido a los principales obstáculos que trae el presidente Trump a México. En México existe una capacidad real de formular una relación estrecha con China, sin que EEUU lo limite. Con respecto a la candidatura de México para formar parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas traería un cambio considerable en la relación.

La Senadora Rubio opina que la ejecución práctica de la política exterior se complica cuando la Cancillería tiene ciertas capacidades y mecanismos que pueden obtener objetivos concretos, pero al mismo tiempo están sujetos a la presidencia, lo que resulta ser lo contrario. La entrada de México al Consejo de Seguridad podría traer más conflictos de los actuales, ya sea con Estados Unidos o internamente. Si hay interés político en crear una relación con China, pero estructuralmente resulta complicado. El punto importante para México es diversificar sus relaciones políticas, diplomáticas y económicas. 

El Emb. Wayne aclara que nation-building debe ser un proyecto urgente para Centroamérica, con un plan de construcción con visión en largo plazo donde dichas regiones pueden ser asistidas por ambos países. El debate migratorio debe regresar a un enfoque principalmente de búsqueda de una política migratoria.

El Emb. Rozental comenta que México es relevante a nivel mundial y tiene que reconocerlo, por lo que México puede y debe estar en las negociaciones principales a nivel global. La política exterior de México siempre se ha enfocado especialmente a Estados Unidos, por lo que el gobierno mexicano estará siempre a merced de no pelearse con su contraparte. Ante dicha situación, la entrada al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se convertirá en un conflicto para la política exterior. 

El Emb. Pascual explica que hay muchas preocupaciones para Estados Unidos, con lo cual China es el primer asunto para su política exterior. Trump se encuentra en una posición frágil para su política exterior, con lo que el muro es crucial para obtener el apoyo de su base. Aunado a esta situación, la debilidad de la democracia mexicana a falta de instituciones fuertes sólo termina por complicar la relación. Menciona que en la actualidad existe una política de confrontación entre líderes mundiales bajo una concepción de ganar-ganar.

Preparado por: Emilio Pérez