Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales

Última actualización:
2022-10-03 12:47

CONVERSACIÓN CON JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ ZAPATERO

El pasado 29 de octubre del 2019 tuvo lugar un conversatorio con José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del gobierno de España (2004-2011), moderado por el Dr. Leonardo Curzio, analista político y asociado COMEXI. El evento se realizó en colaboración con De La Calle, Madrazo, Mancera (CMM) y Thinking Heads. El conversatorio abarcó la relación México-España, los principales retos que enfrentará la sociedad en el futuro y el orden geopolítico actual.

El expresidente nombró los dos principios con los que complementa su visita a México: el agradecimiento por la hospitalidad de México hacia España y el apoyo de México hace 80 años en el contexto del exilio español. Sostiene que la actuación de México –aun no suficientemente conocida en España o en el mundo– debe servirnos para hacer una reflexión sobre el mundo en el que vivimos.

Para Zapatero, la revolución tecnológica y la nueva revolución industrial son dos grandes transformaciones que hacen que lo impredecible sea el principio dominante en la coyuntura global actual. Dicho esto, nos encontramos con fenómenos como los partidos populistas, los movimientos separatistas, el renacimiento del nacionalismo o las crisis financieras.

El exmandatario también afirmó que han surgido una serie movimientos sociales espontáneos que, en parte, se explican por el uso de las redes sociales. Por tal motivo, enfatizó que es importante comprender el papel que estas desempeñan. Para el panelista, la era de la conectividad debe de generar mayor comunicación, pero el problema con su uso es que también han creado más compulsión. En este punto, hizo un llamado a la reflexión, ya que considera que es necesario fijar límites a través de un debate ético-filosófico, tal y como ha ocurrido con cualquier revolución tecnológica.

Con respecto al ámbito internacional, Zapatero se detuvo en los casos de dos potencias: Estados Unidos y Reino Unido. Se trata de dos países que se han replegado a causa de una crisis financiera, pero que también buscan regresar a la posición de dominio que tuvieron en el pasado. Hasta ahora, las potencias de Occidente aportaban una parte considerable del PIB mundial, mientras que Asia se sumergía. Sin embargo, actualmente el continente asiático está resurgiendo con un desarrollo exponencial. El exmandatario lo describe como un reequilibrio, donde el poder que gana Asia lo pierde Occidente. Hay una constante batalla por la hegemonía que se libra en regiones como África, América Latina y el Pacífico. Zapatero propone ver esto como un nuevo orden mundial multilateral, donde la gobernanza global sea un gran objetivo compartido ante el cambio climático y la pobreza.

El expresidente de España también considera que estos proyectos requieren de una guía para abolir la pobreza. En lo particular, deben buscar la delimitación de la riqueza y la erradicación de las desigualdades para crear una sociedad de semejantes.

Leonardo Curzio inició la conversación con Zapatero retomando dos puntos abordados durante su exposición: el papel de Estados Unidos y Reino Unido en la política internacional y las redes sociales. Con respecto a las dos potencias, señaló que, si bien impulsaron la globalización durante los últimos dos siglos, ahora emprenden un retorno al proteccionismo.

En relación con las redes sociales, Curzio subrayó que han tenido un impacto directo sobre las elecciones en Cataluña y Estados Unidos, y en el referéndum del Brexit. Mientras este factor no estaba presente al inicio del mandato de Zapatero, Curzio sostuvo que posteriormente fue un elemento liberador en España. Dicho esto, el moderador le pidió al exmandatario compartir su valoración de estas nuevas tecnologías.

Como respuesta, el expresidente nuevamente llamó a la reflexión al decir que llegará el momento en el que las sociedades podrán interiorizar y racionalizar los límites de la tecnología, particularmente las redes sociales. Debe tenerse en cuenta que las redes sociales tienen la capacidad de crear conmoción moral, lo cual resulta en abruptos movimientos sociales. Zapatero también menciona que será muy difícil regular el uso de las redes sociales, y que el desarrollo tecnológico siempre va más adelante de la capacidad de reflexión que lleva una ley.

Continuando con la conversación, Curzio se cuestionó por qué hoy en día están muriendo las democracias. ¿Es por la falta de atención de sus ciudadanos o por polarizaciones artificiales? En respuesta, la fórmula que propone el exmandatario es tener una capacidad de perspectiva y largo plazo; la clave para perdurar es la visión a largo plazo. También sostiene que la crisis de las democracias es algo que se percibe en varios países, como en España, Chile y Estados Unidos.

En ese contexto, otro tema que se abordó fue la separación de Cataluña y cómo es que un 45% de los votos fueron a favor de la separación. Aquí, la identidad es un elemento clave. Zapatero expresó que la identidad de un país o una persona se crea a partir del exterior; es decir, la identidad es acorde a la percepción del externo. Por lo tanto, el exmandatario resalta que es importante comprender que la comunidad catalana sí cuenta con un sentido nacional algo diferenciado. A pesar de eso, el ponente opinó que hoy en día no hay ningún país que acepte la independencia de Cataluña, y que, desde su punto de vista, esta carece de sustento jurídico y legitimidad.

Siguiendo el hilo de las democracias, Curzio le preguntó al panelista cómo vivió la relación con Estados Unidos a lo largo de su mandato. El exmandatario relató que durante su campaña electoral, había prometido retirar a las tropas españolas de Irak, y por ello tuvo que cumplir esa promesa cuando comenzó su mandato. Detalló cómo fue presionado por la administración estadounidense y cómo defendió su decisión sosteniendo que él debía respetar la voluntad del pueblo español. Zapatero indicó que la relación fue compleja, pero que se llevó una gran lección de la fortaleza de la democracia, especialmente cuando se cuenta con el respaldo de los ciudadanos.

Finalmente, se abordó el tema de China como una potencia en la arena global. Zapatero considera que China ha comenzado a romper con los paradigmas aprendidos y estudiados en el sistema internacional. En esos paradigmas, el desarrollo económico iba de la mano con condiciones de carácter liberal, como las libertades individuales o el respeto a la propiedad privada. Desde su punto de vista, China representa una refutación a todo esto, puesto que están acabando con la pobreza mientras mantienen un modelo ajeno a esas condiciones.

Dicho esto, Curzio se cuestiona si es que China cuenta con el soft power necesario para convertirse en un líder mundial. El expresidente afirmó esto, dado que actualmente el gobierno chino está intentando crear una diplomacia pública alrededor de este poder suave. En términos de capacidad de atracción, Zapatero resalta que China sí compite con Estados Unidos, señalando su creciente influencia en América Latina, África y Europa. Además, puntualizó que hubo muy poco respaldo a la guerra comercial emprendida por la administración estadounidense contra China.

 

Elaborado por Daniel García Sisniega.