RUSIA EN TIEMPOS DE PANDEMIA. IMPACTO ECONÓMICO Y PERSPECTIVAS POST COVID-19

El Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI) presenta el webinar "Rusia en tiempos de pandemia. Impacto económico y perspectivas post COVID-19" . Este webinar tuvo lugar el 16 de junio de 2020 y pertenece a la serie "Quarantine Webinars". Dentro de este webinar contamos con la participación de la Emb. Norma Pensado, Embajadora de México en la Federación Rusa. La conversación fue moderada por la Mtra. Isabel Turrent, Internacionalista y Editorialista.

Luis Rubio, presidente de COMEXI, da la bienvenida y comienza presentando a la Embajadora de México en Rusia Norma Pensado y a la Mtra. Isabel Turrent, moderadora para este panel. La Mtra. Turrent introduce el tema explicando que Rusia se encuentra actualmente atravesando cambios políticos, avances y retrocesos, una nueva relación con Estados Unidos desde que Donald Trump llegó al poder en 2016, una tensa relación incluyendo sanciones por parte de la Unión Europea así como confrontaciones con China. 

Isabel Turrent procede a establecer la situación de Rusia frente a la pandemia por COVID-19. Afirma que el presidente Vladimir Putin enfrentó muy tarde la crisis ya que en un inicio aseguró que el número de infectados dentro del país era muy bajo y ante ellos delegó esta situación a otros funcionarios de su gabinete. Fue hasta finales del mes de abril de 2020 que Putin finalmente admitió la gravedad de la situación y con el fin de combatirla ordenó confinamientos y distanciamientos sociales obligatorios. Sin embargo, para ese momento ya era posible observar las consecuencias en la economía así como el descontento por parte de la sociedad. 

La moderadora indica que tras la pandemia, el ingreso per cápita en Rusia bajará 5%, asimismo, el desempleo aumentará un 10% y la producción industrial disminuirá un 2.5%. En este sentido pregunta a la Emb. Pensado si las medidas que ha tomado el gobierno son inadecuadas o si existe cierto nivel de exageración por parte de los medios de comunicación occidentales. 

La Emb. Norma Pensado comienza su primera participación estableciendo que cuando se habla de Rusia, es muy común que se generen opiniones contrapuestas e inclusive extremas. Por ello, con su participación busca exponer una visión objetiva, así como romper algunas de las preconcepciones que se tienen de esta nación.

En junio del año en curso, Rusia era el tercer país a nivel mundial en número de contagios y el primero en la región de Europa con cifras equivalentes a más de medio millón de personas infectadas. Sin embargo, destaca que el número de fallecimientos acumulados es muy bajo pues se estiman un poco más de 7,000 defunciones, la tasa de mortalidad representa entonces el 1.3%. En cuanto al número de pruebas es importante resaltar que Rusia es el país que más ha realizado, rebasando los 15 millones, situación que es un factor crucial para explicar por qué ha sido tan baja la tasa de mortalidad en relación con los contagios. 

La embajadora Pensado afirma que no considera que Rusia reaccionó tarde, por el contrario cree que Rusia actuó de manera muy rápida al detectar los dos primeros contagios en el país. Estos primeros casos se dieron en febrero y fueron dos nacionales chinos que no estaban generando transmisión. A pesar de ello, la primera acción por parte de Moscú fue cerrar su frontera con China así como prohibir la entrada de chinos al país.

La acción de sellar la frontera permitió que la transmisión de contagios no fuera tan rápida y gracias a ello Rusia pudo tomar experiencia de lo que ocurría en otras partes del mundo respecto al COVID-19. Sin lugar a duda la pandemia tomó por sorpresa al país y por ello debieron adaptarse y evolucionar a través de pruebas de ensayo y error para superar esta crisis. En este primer momento de la pandemia, el sistema de salud ruso era un sistema debilitado por las bajas tasas de inversión en la modernización de ese sector. En los últimos años se ha invertido un aproximado de 3.4% del Producto Interno Bruto, siendo que la media mundial es de alrededor de 10%. Asimismo, en los últimos 30 años Rusia ha perdido una gran cantidad de epidemiólogos pues de 33 mil que llegaron a tener durante la época de la Unión Soviética, hoy en día cuentan únicamente con 13 mil 800. La embajadora analiza que no todo es negativo, pues el sistema de salud ruso es universal y de acceso gratuito para todos los ciudadanos del país lo cual ha sido una ventaja ante el manejo de la crisis pues las personas saben cómo funciona el sistema y a dónde deben acudir. También, de acuerdo con la OCDE, Rusia ocupa el primer lugar mundial de número de médicos por cada 100,000 habitantes.

Es en marzo cuando la pandemia comienza a propagarse de manera exponencial, principalmente a causa de casos importados de Europa. Ante ello, Rusia comienza una cuarentena de 14 días para cualquier persona que provenga del extranjero; asimismo, establece un sistema de monitoreo cuya principal característica era el reconocimiento facial. Unos días después se decide que se cerrarán completamente las fronteras terrestres, marítimas y aéreas. Al quedar totalmente aislado del mundo, el Estado instaura un comité de crisis encabezado por el Primer Ministro y a su vez, el presidente Putin transfiere las responsabilidades a los gobiernos locales, otorgando a los gobernadores la facultad de tomar las acciones que consideren necesarias para mantener el control de la contingencia.

Otro factor que forma parte importante del contexto en el que se encontraba Rusia al inicio de la pandemia es que la economía rusa está fundamentalmente centrada en el sector energético y está basada en grandes grupos industriales y no tanto en pequeñas y medianas empresas que, como se ha observado, ha sido de los sectores más afectados durante esta crisis. En este mismo sentido, el turismo que se ha visto comprometido a nivel mundial tiene un impacto muy pequeño dentro de la estructura económica rusa. Isabel Turrent realiza una intervención en donde retoma el tema del petróleo, estableciendo que el precio de este producto afecta mucho a Rusia ya que el 50% de su ingreso presupuestal consolidado proviene de ese sector. En este sentido, Rusia es también un ejemplo de lo que ocurre cuando una economía se concentra en ciertos productos y depende en sus ingresos de exportaciones. Por ello, será un gran reto restaurar la salud económica si el precio del petróleo no sube. Sobre a la estrategia de delegar a los gobernadores regionales, Turrent considera que es resultado de la tardanza que tuvo Putin para establecer una política concreta y eficaz frente a la epidemia.

La embajadora Pensado prosigue comentando que Rusia enfrenta el inicio de la pandemia en una situación difícil económicamente por la caída de los precios del petróleo, misma que no se relaciona con la pandemia ya que era anterior al inicio de la contingencia por COVID-19, pero que sin duda se suma a las dificultades que crea esta pandemia. En cuanto al contexto político en el que se inicia la crisis, la embajadora analiza que dos de las grandes prioridades eran dos eventos fundamentales:

1. La celebración del desfile del Día de la Victoria que tradicionalmente se realiza el 9 de mayo
2. La votación de las enmiendas constitucionales que se habían anunciado a principios del año.

Isabel Turrent realiza un comentario en torno a las enmiendas constitucionales, en donde afirma que estas reformas están encaminadas por parte de Putin para poder prolongar su gobierno cuyo periodo termina en 2024. Afirma que estas reformas traen consigo dos posibilidades. La primera que aumente el poder del Parlamento y con ello puedan nombrar al Primer Ministro y al gabinete y así Putin pueda ejercer su papel de supervisor. Y la segunda la creación de un consejo que le permita al presidente prolongar su gobierno después de 2024.

La embajadora Pensado menciona que no es su deber emitir opiniones sobre cuál será la decisión de la población rusa respecto a las votaciones de las reformas pero afirma que sin lugar a dudas es un evento importante en la política interna del país pues serán las enmiendas más destacadas desde 1993 cuando se instauró la Constitución. Asimismo, destaca que las últimas encuestas muestran una posible tasa de participación de un 66% y dentro de la misma se habla de que habría a favor un 44% de la población. 

La embajadora analiza que Rusia es un muy importante actor global multilateral, es miembro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, del G20 y todo ello le otorga una perspectiva importante sobre cómo actuar. Se debe tener  en cuenta que desde la anexión de Crimea en 2014, Rusia ha sido objeto de sanciones por parte de varios países como Estados Unidos, la Unión Europea, Australia, Canadá. El tema con las sanciones es que lejos de afectar al país de forma negativa los ha ayudado ya que establecieron una política de hacer frente a esta problemática. En este sentido, ha otorgado ventajas frente a la pandemia pues están acostumbrados a no depender del resto del mundo. Rusia ha implementado una política de sustitución de importaciones que es parte del programa de recuperación que ha presentado el Primer Ministro. Por otro lado cuentan con un fondo nacional de inversiones que representa un 11% del PIB gracias al cual están preparados para enfrentar este tipo de contingencias.

Para atender de forma directa la crisis sanitaria derivada del COVID-19 buscaron fortalecer sus capacidades e incrementaron el número de camas para casos infecciosos de 55 mil a 160 mil, asimismo, cuentan con 40 mil ventiladores para ayuda respiratoria. En general el tipo de medidas que se implementó van en línea con lo que se ha observado a nivel mundial. De igual forma están trabajando de forma muy intensa en centros de investigación para lograr el desarrollo de la vacuna. 

Uno de los aspectos más importantes de cómo Rusia ha enfrentado la pandemia es el fortalecimiento del Federalismo. Rusia es una federación pero el ejercicio del gobierno correspondía más a un corte centralista, ahora es posible observar un traspaso real de las obligaciones a los gobiernos locales, mismo que han tenido una respuesta efectiva y un desempeño notable. 

La moderadora introduce el tema de la relación económica de inversiones y política que existe entre México y Rusia. La relación entre ambos países es histórica y ha sido larga e interesante, hoy en día, se abarcan temas estratégicos como el desarme nuclear aunque el foco central son los asuntos comerciales e inversiones. La respuesta rusa ante la sanciones ha afectado inesperadamente a México ya que ha significado un problema para incrementar las exportaciones agropecuarias a este país así como para aumentar el nivel de inversiones. En este sentido se introducen una serie de cuestionamientos sobre cuál es el futuro de las relaciones bilaterales, sobre todo teniendo en cuenta que México formará parte del Consejo de Seguridad como miembro no permanente durante un próximo período de dos años.

La embajadora Pensado aborda el tema de la relación bilateral mencionando que en 2020 se conmemoran 130 años de la relación diplomática entre ambas naciones. Ésta es tradicionalmente muy buena en todos los campos, en cuanto al diálogo político se ha establecido un mecanismo de consultas políticas bilaterales sobre temas de interés mutuo y gracias a este se realizan reuniones periódicas a nivel de subsecretarios y de viceministros para contrastar los intereses de las partes involucradas. México y Rusia comparten muchos de los valores de las Naciones Unidas, así como la importancia del multilateralismo como canal para enfrentar los retos globales. Si bien, existen algunos temas en los que no se coincide como es el desarme nuclear, siempre ha existido una posición de diálogo y de respeto.

El sector cultura es otro de los aspectos que nos unen como naciones, lo cual se observa a través de la constante cooperación e intercambio en exposiciones artísticas. También se han realizado esfuerzos por llevar más de la cultura a distintas regiones, y desde 2015 se realizan “Días de México” a lo largo del país cambiando de sede anualmente. Actualmente se está desarrollando un proyecto conjunto dentro del marco de las Naciones Unidas acerca de la promoción y preservación de las lenguas indígenas.

La cooperación científica-técnica es otro gran rubro de acción sobre todo a través de acuerdos interuniversitarios en temas aeroespaciales, en temas de tecnologías de información y de innovaciones, sectores que en los últimos años han demostrado ser de gran importancia para el desarrollo. 

Sin duda, el mayor reto de la relación es el tema económico. Ambas naciones son grandes economías, México se posiciona en el lugar número 15 mientras que Rusia ocupa el onceavo lugar. Sin embargo, el nivel de intercambio comercial y de inversiones dista mucho de estar al nivel de potencial que tienen estas dos grandes economías. Con el fin de impulsar este sector existe un instrumento que es la Comisión Mixta de Transporte Marítimo y Cooperación Económica que es un esquema que permite que de manera periódica se revise la situación en cuanto al intercambio económico y se emitan acciones para mejorarlo. Otro factor que interviene en la relación es que por ambas partes existe un gran desconocimiento de las comunidades empresariales, misma que ha impuesto un freno en el avance y crecimiento del sector. Por parte de la Embajada, se logró reactivar el Comité Empresarial México - Rusia en la Cámara Rusa de Comercio, pero lamentablemente por la pandemia se ha tenido que poner en pausa hasta que la crisis sanitaria se controle. Para finalizar esta idea, la embajadora Pensado reconoce que hay mucho por hacer para mejorar esta relación, pero al mismo tiempo hay muchas oportunidades para lograr un nivel óptimo de cooperación.

Verónica Ortiz, Directora General de COMEXI, toma la palabra para introducir la primera pregunta acerca de si Rusia regresará al G8 y tendrá un papel destacado en el G20. La embajadora contesta que dentro del G20 Rusia mantiene su papel destacado, participan de manera regular, fueron parte de la Cumbre virtual y continúan participando en las reuniones que se dan a nivel de expertos o a niveles ministeriales. En cuanto a los BRICS la Cumbre planeada para finales de julio de 2020 tuvo que ser pospuesta por temas relacionados al COVID-19. Cabe resaltar que si bien se han pospuesto las reuniones presenciales, la agenda no se ha paralizado gracias a las herramientas tecnológicas y digitales. Respecto al posible regreso al G8 es un tema que exclusivamente los miembros del ahora G7 pueden considerar aunque la posición rusa es de apertura. 

Verónica Ortiz realiza una siguiente pregunta enviada por Rina Mussali quien cuestiona ¿cuál será el rol de Rusia en la nueva Guerra Fría entre China y Estados Unidos?. Ante ello la embajadora responde que debido al COVID se ha generado un acercamiento más profundo entre Rusia y China, además, China en su primer socio comercial. Ambos países promueven un compromiso de multilateralismo de cara al unilateralismo que promueve la actual administración estadounidense. Asimismo, Rusia y China están comenzado una relación comercial y estratégica en torno al Ártico ruso. 

La siguiente pregunta consiste en el tema de la relación entre Rusia y la Unión Europea en cuanto a las acusaciones por parte de Bruselas de que tanto Rusia como China han realizado campañas de influencia y desinformación relacionadas al tema del COVID-19. La embajadora Pensado afirma que difícilmente podría comentar pues no tiene pruebas de esta situación. Por su parte, establece que la relación entre Rusia y Europa no es del todo mala pues existe una fundamentalmente buena relación con Alemania y con Italia. En cuanto a la relación económica es posible afirmar que es bastante pragmática pues si bien existe el tema de las sanciones también existen muchas inversiones europeas en Rusia.

Verónica Ortiz introduce una pregunta realizada por Carlos López Portillo quien cuestiona ¿qué papel juega la relación con Turquía, es una amenaza o un aliado estratégico? Ante ello, la embajadora establece que la relación entre estas naciones es cada vez más importante y por ello se ve a Turquía como un socio estratégico. No dejan de tener algunas diferencias pero sí se puede observar una disposición de ambos al diálogo sobre todo porque reconocen su interdependencia. 

Se introduce el tema de la proyección rusa pues mientras que parece que Rusia está enfocado en temas domésticos, China ocupa otro tipo de espacio y la cuestión es si Rusia ya no está interesado en tener el protagonismo del escenario internacional. La embajadora comenta que ella considera que Rusia es un país bastante activo en el plano global pues es difícil pensar en lograr una solución a muchos de los conflictos actuales sin la participación de este país. Inclusive durante este tiempo de pandemia, tanto el Presidente Putin como el Ministro de Asuntos Exteriores y diplomáticos han mantenido contacto y un diálogo abierto con sus contrapartes en otros Estados. 

Como última pregunta en este foro se cuestiona si se ha planteado la posibilidad de establecer un vuelo directo entre Moscú y Ciudad de México. Para concluir su participación, la embajadora responde que durante tiempos regulares existen 9 vuelos directos entre Moscú y Cancún pero por el momento no se ha considerado ampliar esta ruta hacia la Ciudad de México aunque destaca que es posible realizar este viaje a través de conexiones con las capitales de varios países europeos.

Elaborado por Daniela Martínez