Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales

Última actualización:
2022-09-30 13:39

¿CÓMO MEDIRLE EL PULSO A MÉXICO CON INFORMACIÓN DEFICIENTE Y POLITIZADA?

El Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI) presenta el webinar "¿Cómo medirle el pulso a México con información deficiente y politizada?" . Este webinar tuvo lugar el 15 de julio de 2020 y pertenece a la serie "Quarantine Webinars". Dentro de este webinar contamos con la participación de la Enrique Cárdenas, Presidente de Signos Vitales México y Carlos Elizondo, Académico y Columnista. La conversación fue moderada por el Edna Jaime, Directora de México Evalúa.

La conversación da inicio con una presentación por parte de Luis Rubio, Presidente de COMEXI, en donde destaca la importancia de atender el problema de la información que al no ser fidedigna ni independiente pone en riesgo la vida nacional y el desarrollo. Agradece la presencia del Dr. Enrique Cárdenas y el Dr. Carlos Elizondo como panelistas y presenta a Edna Jaime, Directora de México Evalúa, quien fungirá como moderadora de este conversatorio. 

Edna Jaime comienza su participación mencionando que la inspiración de este webinar fue la presentación del documento “La pandemia: dimensión de la tragedia”, elaborado por Signos Vitales México, en donde se presentan las distintas dimensiones de la realidad nacional tras el shock por la pandemia de COVID-19. La información y el análisis son vitales para conocer la realidad y afrontarla, sin embargo, en los últimos años la evidencia y el análisis ha perdido tracción, generando la ilusión de que es posible gobernar sin estos instrumentos. El Dr. Cárdenas  destaca que Signos Vitales se crea como consecuencia de la falta de información fidedigna, así como de la pérdida de información por temas presupuestarios, de eliminación de instituciones o por negligencia. El objetivo de la organización es realizar diagnósticos con información que permita saber realmente lo que sucede en el país. 

Respecto a la respuesta y narrativa del gobierno ante la pandemia por COVID-19, El Dr. Cárdenas analiza que el gobierno restó importancia al tema desde el primer momento. Aunado a esto, ni el sistema de salud ni la población estaba preparada para un evento de esta naturaleza. Un claro ejemplo de ello es que a partir del primer contagio, el gobierno tardó 20 días en establecer el Consejo de Salubridad General, institución clave para atender este tipo de situaciones. En este sentido, las primeras víctimas fueron el personal médico y sanitario por la falta de capacitación e insumos. Para junio de este año el 2.6% de las muertes correspondían a personal de este sector que, comparado con otros países resulta en un porcentaje muy alto, pues en países como China, Estados Unidos, Brasil o Perú no llega ni al 1%. 

Otro factor importante a considerar es que los mensajes entre el presidente de la República y las autoridades de la Secretaría de Salud  han sido muy contradictorios. De este modo, la estrategia sanitaria fue fallida en el sentido de que el monitoreo de la pandemia era limitado y no representativo por lo que no hubo un seguimiento real de los contagios, resultando así en casos de contagio y fallecimientos sub registrados. A pesar de que para finales de agosto México sobrepasaba las 70 mil muertes, generando así un escenario sanitario lamentable, la autoridad decidió levantar el distanciamiento social.

En cuanto a la estrategia económica, México hizo caso omiso a lo que ocurría en otros países, asimismo, la estrategia adoptada fue mínima ya que se continuó con apoyo muy pequeños y programas sociales que no tienen mucho sentido a que no están dirigidos a las personas que conforman el mercado laboral sino a los que están fuera de él. En este sentido, es importante destacar que el gobierno se negó a dar ingresos a familias que no podían mantener el distanciamiento social (informales), así como a proteger el empleo y las empresas. Igualmente, se desestimaron numerosas propuestas del sector privado, centros de investigación, universidades, partidos políticos e individuos destacados. Por todas estas razones, se pronostica que el PIB caerá más del 8% en 2020 y tendrá una recuperación muy lenta, pues comparado con la situación de otros países que pusieron su economía en un estado de hibernación, México congeló su economía. 

El Dr. Cárdenas considera que México cayó en una disyuntiva entre lo económico contra lo sanitario pues no se aplicaron medidas de distanciamiento social a tiempo ni de manera estricta asimismo, no se evitó la proliferación de contagios porque se consideró que atentaría en contra de la actividad económica y como consecuencia de que el gobierno se rehusara a otorgar ingresos a las personas para quedarse en casa, sin este sustento, fue imposible que millones de personas pudiera observar el distanciamiento social. 

Analiza que se generaron graves consecuencias sociales y económicas ante la falta de apoyo gubernamental, la ocupación y el empleo se han colapsado sobre todo trabajadores informales y de bajos salarios, afectando aún más a las mujeres en este sector. En este mismo sentido, se han perdido más de un millón de empleos formales sumándose a los 12 millones de personas que dejaron de tener ingresos desde mayo. Esta situación pone en riesgo a 10.7 millones de personas más en pobreza y agrava la inseguridad alimentaria que ha aumentado en un 9% en comparación con el 2018. Concluye que para finales de 2020 habrá cerca de 95 millones de personas en pobreza y por lo que es probable que esta situación continúe expandiéndose durante toda la década. 

Edna Jaime retoma la palabra destacando que esta crisis dejará una huella muy profunda en la economía y sociedad mexicana como consecuencia no solo de la pandemia sino de la falta de acción por parte del gobierno. Procede a dar la palabra al Dr. Carlos Elizondo quien comienza su participación hablando del por qué el gobierno ha tomado esta actitud ante la pandemia. Resalta que no hay un balance pues la administración actual depende de una sola persona y de sus intuiciones, en este sentido, añade que es sumamente grave para quien está en el poder que no haya un sistema de contrapesos que le permitan darse cuenta de los errores que se comenten. Asimismo, pone en evidencia la inexplicable actitud de tranquilidad que se del gobierno a pesar de las severas consecuencias sociales y el profundo sufrimiento que ya se vive. Cierra esta primera participación planteando las interrogantes de cómo se podrían mejorar las medidas del confinamiento, los programas de protección como el uso del cubrebocas y cuál es la proyección de México ante el tema de las vacunas.

Edna Jaime destaca que Signos Vitales cuenta con un método de procesamiento de la información muy valioso ya que crea sus propios indicadores pero también considera la información existente para generar reportes completos y de calidad. En este sentido, cuestiona cómo sería posible y si sería viable influir en las decisiones del presidente considerando que es necesario adaptarse en la realidad actual del país para evitar un daño tan profundo del cual no sea posible regresar.

El Dr. Cárdenas menciona que por cuestiones de diseño Signos Vitales no emite recomendaciones de política pública sino que su función es buscar y recolectar información de manera sistemática por lo que sus comentarios los realiza a título personal. Tras esta aclaración afirma que es necesario un enfoque racional a través de un mensaje consistente y continuo que exponga la situación real de la sociedad más allá de una estadística, esto con el fin de motivar a la opinión pública a exigir un cambio. El Dr. Elizondo retoma la palabra para destacar la incongruencia del gobierno, por ejemplo, a pesar de estar en confinamiento el presidente decidió continuar con su gira; esto demuestra una mínima o nula participación por parte del gabinete quiénes deben tratar de influir en las decisiones presidenciales con el fin de minimizar la implicaciones negativas de sus acciones.

Edna Jaime comenta que a su parecer la única variable a la que el presidente es sensible es a la aprobación popular y pareciese que la crisis sanitaria no ha afectado este indicador, de ahí que la administración se muestre tranquila ante las implicaciones de la pandemia. El Dr. Cárdenas retoma este tema mencionando que por esta razón una posibilidad es evidenciar el drama social que se vive con el fin de cambiar la narrativa. Para el Dr. Elizondo, el tema de la pandemia no ha afectado la popularidad porque se ha manejado como un factor global externo que es independiente al presidente de la República.

La última parte de este conversatorio consiste en una sesión de preguntas a los panelistas que tiene como objetivo promover el diálogo y lograr un mayor acercamiento a este tema. La primera pregunta se refiere al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), el seguro popular y el suministro de insumos médicos antes de la pandemia. El Dr. Cárdenas responde que  la pandemia exacerba una transición que ya venía de un contexto negativo por la falta de medicamentos, de infraestructura y malas condiciones de trabajo para el personal de salud. Otro factor de importancia en el manejo de la pandemia es la medición de disponibilidad de camas para atender pacientes de COVID-19 ya que comparado con otros países la tasa de mortalidad en México es bastante elevada pues el 60% de los pacientes hospitalizados fallece en no más de tres días.

Se plantea otra pregunta acerca de la aceptación y popularidad del presidente específicamente cómo el aumento en las tasas de desempleo no han afectado de manera negativa. El Dr. Cárdenas responde que es impactante que muchos de los efectos adversos de la pandemia no tengan consecuencias negativas sobre su imagen y afirma que mucho de ello se debe a la base tan sólida de simpatizantes con la que cuenta porque generan la sensación de que no hay ningún problema y los que hay no son su responsabilidad. Añade que hay sectores como la inseguridad y la economía en donde su apoyo ya no es tan marcado por lo que con el tiempo esos temas irán afectando su imagen general.  El Dr. Elizondo menciona que la aprobación presidencial se construye a partir de dos componentes: la legitimidad del proceso bajo el cual se llegó al poder y la legitimidad como persona.

La siguiente pregunta plantea que la opacidad de información en temas COVID no es exclusivo de la administración mexicana sino que ocurre en otros países como Estados Unidos y Brasil, ante ello se cuestiona cuál es el papel de la sociedad civil ante esta tendencia. El Dr. Elizondo destaca que es cierto que todos los países tienen complejidades para reportar los datos relacionados a la pandemia, sin embargo, tomando como referencia el número de pruebas realizadas por cada cien mil habitantes, indudablemente México ha tenido un desempeño bajo. Además se suma la falta de respuesta de las instituciones públicas de salud y de los expertos en epidemiología mexicanos que han fallado en establecer un contrapeso al presidente, esto se debe principalmente a que estas instituciones son altamente dependientes del gobierno sobre todo en cuestiones de financiamiento.

Como conclusión de este conversatorio los panelistas emiten una reflexión final respecto a las proyecciones a futuro sobre el tema tratado. El Dr. Cárdenas analiza que en el corto plazo no habrá un cambio sustancial, sin embargo, a futuro será evidente lo que está sucediendo pues hay una gran documentación del tema y por ello es difícil que la imagen positiva de la administración actual se conserve. El Dr. Elizondo comenta que a futuro será imposible ocultar los efectos reales especialmente en la economía y demografía. Agrega que los electores a nivel mundial muestran tendencias favorables o desfavorables hacia los gobiernos por su manejo de la pandemia por lo que en el largo plazo se verán las consecuencias sobre el gobierno actual. 

Elaborado por Daniela Martínez