Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales

Última actualización:
2022-10-03 12:47

MÉXICO 2024-2030: DESCARBONIZACIÓN I

Publication Date: 23-09-2022

Un contaminante fundamental de la economía global es el carbono. Es componente de gasolinas, diesel, combustóleo y hasta del gas natural, todos en distintas proporciones tienen carbono que, vertido a la atmósfera, representa un gran contaminante y quizás el elemento más dañino a nuestra supervivencia como especie. Ya estando a la vuelta de la esquina el año electoral 2024 la pieza fundamental de política pública tendrá que ser la descarbonización de la economía. Por nuestro bien, dado que el carbono, en su forma de desecho de la combustión, bióxido de carbono, atenta directamente a la salud de quienes habitamos las zonas de mayor densidad del País, pero también porque la observación de los tratados internacionales se enfoca en que la limpieza en la producción se dé en toda la cadena de suministro y no sólo en el producto final. Es decir, en la cadena de manufactura es importante que cada uno de sus componentes sea producido con estándares, y bajo procesos, que eliminen la emisión de gases de efecto invernadero. Factores primordiales son la generación de electricidad con fuentes no contaminantes, empezando por la nuclear por su continuidad en la producción y por las energías renovables típicas como la hidro, solar y eólica. Eso nos asegura limpieza desde el origen de la producción de la energía. Otro factor fundamental es la promoción intensa de la movilidad en vehículos eléctricos, en particular por el efecto contaminante que tienen en las grandes urbes. El mínimo esperable es que el transporte público y comercial, de cualquier tipo, fuera migrado a unidades eléctricas por la facilidad normativa con la que esto se puede lograr. La flota particular tomará mucho más tiempo. Un tercer punto es del lado de la demanda de energía. Al usar equipos industriales, de servicios o aire acondicionado más eficientes o inteligentes se puede reducir la energía consumida, con lo que las emisiones generadas al producirla desde plantas eléctrica contaminantes también se reducirían. Es importante hacer ver que todas estas acciones tomarán mucho tiempo, la vida de los motores de combustión interna, los procesos industriales generadores de emisiones contaminantes y los procesos generadores de contaminación por la actividad pecuariasubsistirán por décadas. No estamos cerca aún de tener tecnología suficientementemadura como para implementar los programas que describo en los tres puntos anteriores.Las más nuevas refinerías, aun en construcción, podrán depreciarse y seguirá habiendodemanda para sus productos, entiendo que esta declaración puede ser impopular, peroasí será.Otro ejemplo es la sustitución de los vehículos a combustión interna por los que utilizanbaterías eléctricas. Simplemente las reservas de minerales, como el litio, no seríansuficientes para reemplazarlos por motores eléctricos dentro de los estándarestecnológicos actuales. También la geopolítica de la extracción y proceso de los mineralesnecesarios para las baterías es distinta a la del petróleo, y las implicaciones de esto sonimpredecibles. Según reporte de la EIA las minas de litio que ahora están en produccióntomaron un promedio de más de 16 años para desarrollarse. De hecho, Elon Musk, elvisionario inversionista de la movilidad eléctrica, puso en duda la semana pasada lainmediatez de la eliminación de los autos que funcionan con combustibles fósiles.Respecto a la generación limpia de electricidad será indispensable acudir a la energíanucleoeléctrica. Soy un fanático declarado de la fotovoltaica y la eólica, pero suintermitencia es inevitable. Los problemas de disponibilidad de suministro y de laconfiabilidad a la red es un tema no resuelto aún desde la perspectiva de políticaspúblicas, empezando por entender quién debe pagar por las inversiones en red eléctrica yservicios conexos que las renovables requieren.Quien quiera que gobierne este País a partir de 2024 tiene que estar casado con ladescarbonización como eje de su política energética.

Director General Burns & McDonnell México

Email: eandrade@burnsmcd.com

Participación en El Reforma