EL PROBLEMA QUE VIENE

Publication Date: 22-06-2022

¿Qué pasaría si uno de los vecinos de México fuera una república fundamentalista religiosa?
Sería una posibilidad para poner nervioso a cualquiera y aunque es una remota probabilidad crearía problemas si se cumplieran a rajatabla las propuestas de la derecha a la que Donald Trump abrió la puerta y fortaleció.
En ese sentido, los principios aprobados por la más reciente convención del Partido Republicano de Texas, son un ejemplo.
Dominado por su sector más militante y extremista, el grupo aprobó una plataforma tan retrógrada que podría competir con el Estado Islámico, excepto por su declaratoria de cristianismo.

Sigue leyendo
aquí.