Asociados en prensa

El desastre en Morelos

Raymundo Riva Palacio


El Financiero

La tragedia humana tiene cara de incompetencia y rivalidades políticas en Morelos. En el centro de la denostación e ira se encuentra el gobernador Graco Ramírez, pero no puede dejar de incorporarse en el cóctel lesivo a su esposa Elena Cepeda, descrita públicamente como déspota, y al comisionado de Seguridad Pública, Alberto Capella, el detonador de la crisis política por la manera absurda y represiva con la que, para esconder las vendettas de su jefe, incendió la sensible pradera. El trío logró que en el momento de una de las peores crisis en el centro del país en los últimos 30 años, la indignación contra ellos fuera tan grande que distrajo la atención de las acciones de rescate y apoyo a una población devastada por el sismo del 19 de septiembre, los enfrentara y marchara sobre ellos. El gobierno de Ramírez se convirtió, en unos cuantos días, en un gobierno fallido.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Tratado de comercio condicionado

Leer más..

Japón levanta la mano

Leer más..

La política unilateral de Trump

Leer más..