Asociados en prensa

El azar y las oportunidades

Luis Rubio


Reforma

A la memoria de José Carlos Álvarez Rivero y de José Carlos Álvarez del Real.

 
En un ejercicio en el que participé hace años en Boston, el profesor que organizaba el evento planteó la posibilidad de que Tolstoy y Dostoyevsky colaboraran. La pregunta que le hacía al auditorio era: ¿Será "la guerra y el castigo" o "el crimen y la paz"? El propósito era obligar a los participantes a pensar "fuera de la caja" y a buscar soluciones distintas a las convencionales en los asuntos de cada quien. Estos días de sismos me hicieron recordar aquella aventura y a observar al gobierno de una manera distinta.

El temblor que destruyó innumerables comunidades en Oaxaca y Chiapas mostró a un gobierno competente, en forma y con capacidad de respuesta. Tres décadas después del funesto sismo de 1985 -mismo que hundió a la administración de entonces y sembró las semillas de la ruptura dentro del PRI y del nacimiento del movimiento que llevaría al eventual triunfo de Cuauhtémoc Cárdenas en el DF- es fehaciente y palpable el aprendizaje que experimentó el gobierno a partir de entonces, que se volvió a ver en la CDMX el 19 de septiembre. De hecho, en las últimas semanas se ha podido apreciar la presencia de un presidente dispuesto a comunicarse con la población, a explicar los hechos e intentar convencer a la ciudadanía. ¿Habrá consecuencias políticas de este cambio?

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

TLCAN: Trump alimenta el mayor temor canadiense

Leer más..

Una nueva CDHDF

Leer más..

2018, revivió Osorio

Leer más..