Asociados en prensa

Aniversarios

Gabriel Guerra


El Universal

En pleno mes de septiembre, en que conmemoramos tantos episodios de nuestra historia, la naturaleza se ha encargado dos veces de recordarnos su fuerza y su capacidad para sacar lo mejor (y en algunos casos lo peor) de nosotros.

Como en 1985 y tantas otras ocasiones, afloran de inmediato la solidaridad y la voluntad espontánea de ayudar a los demás. Ya sea en Chiapas, Oaxaca, Morelos o la Ciudad de México, la gente parece poseída por un instinto para ayudar al prójimo. En algunos casos eso viene acompañado por estructuras de organización social, en otros por la rapidez del boca en boca o de las redes sociales, pero sea como sea es reconfortante observar esa veta en un país que se respira tan dividido y con tanto enojo acumulado.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

El Ingreso Básico de Anaya

Leer más..

El espacio del Frente

Leer más..

Hostigamiento sexual ¿histeria o anuncio de cambio?

Leer más..