Asociados en prensa

La respuesta ciudadana arranca decepcionando

Ana Paula Ordorica


El Universal

Ante el desprestigio de la clase política y su derivado, el hartazgo con los partidos y sus integrantes, se han puesto de moda los ciudadanos como impolutos y como la solución a nuestros problemas. Todos los partidos y/o alianzas voltean a ver a la candidatura ciudadana como respuesta para poder ganar en el 2018.

El PRI y sus rémoras voltean a ver a José Antonio Meade o a José Narro como sus alternativas ciudadanas. Meade no está afiliado a ningún partido, es cierto. Pero de que es político, no hay duda. Es además un extraordinario servidor público, con décadas de serlo y sin escándalos de por medio. Ni de corrupción, ni personales, ni partidistas o chapulineos. A pesar de haber trabajado con presidentes del PRI, del PAN.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

TLCAN: Trump alimenta el mayor temor canadiense

Leer más..

Una nueva CDHDF

Leer más..

2018, revivió Osorio

Leer más..