Asociados en prensa

Cíclico, cínico e improductivo

Luis Carlos Ugalde 


El Financiero

Así es el debate y la crítica mordaz al financiamiento público a los partidos políticos en México. Cada año, en el mes de agosto, cuando el INE aprueba el financiamiento a partidos con base en una fórmula plasmada en la Constitución, se alzan voces de indignación. 

Y cada año la estridencia dura pocos días y se desvanece en medio de otros escándalos o discusiones. Cada año los partidos se acusan mutuamente del “despilfarro” y “abuso”, pero casi nadie hace algo concreto para cambiar el generoso y corruptor sistema de fondeo público de partidos. 

La semana pasada el INE aprobó una bolsa de 6 mil 788 millones de pesos para los partidos con registro nacional (a lo cual se le debe sumar el dinero que reciben a nivel estatal) y estallaron las críticas como siempre. 

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Cita en la Casa Blanca

Leer más..

El nuevo procedimiento de responsabilidades administrativas

Leer más..

Muchos empleos, ¿y la productividad?

Leer más..