Asociados en prensa

Disgresiones sobre la nueva guerra del opio/II

Marco Provencio


Milenio

Solo hay una letra de diferencia entre opio y odio, por lo que acaso sea importante precisar que lo que oficialmente ha declarado Trump es una guerra contra aquél, aunque en ocasiones pareciera que más bien está en campaña a favor de éste. En efecto, así fuera, como siempre, de manera improvisada más que como un planteamiento de política pública bien estructurado, la semana pasada Trump oficializó la epidemia en el consumo de opiáceos como una “emergencia nacional”. Ello le permite abrogar, así sea temporalmente, ciertas facultades de otros órdenes de gobierno en materia de salud, movilizando en contrapartida recursos para atender la emergencia.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Aniversarios

Leer más..

La respuesta ciudadana arranca decepcionando

Leer más..

Rescatar Juchitán

Leer más..