Asociados en prensa

Charlottesville

Genaro Lozano


Reforma

JOHANNESBURGO.- Sudáfrica es uno de los países del mundo que más dramáticamente experimentaron el colonialismo y que vive aún las secuelas del racismo instaurado por el Apartheid. Apenas en 1994 la población negra adquirió el derecho a votar, a pesar de ser casi el 80% del total de los sudafricanos. Nelson Mandela pasó 27 años de su vida encarcelado, escribiendo, reflexionando sobre el racismo y cómo acabar con la segregación. Hoy Mandela vería horrorizado cómo el Presidente del país más poderoso del mundo minimiza el foco rojo prendido por Charlottesville y las marchas de supremacistas blancos.

El péndulo se está moviendo. Los ocho años de la Presidencia de Obama movieron el discurso hacia la corrección política. Con Obama las vidas de los afroamericanos importaron, al menos en el discurso. 

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

La difícil renegociación del TLCAN

Leer más..

La sociedad de Monsiváis

Leer más..

En efecto, el país de los héroes solidarios

Leer más..