Asociados en prensa

La Llamada

Marco Provencio


Milenio

"Es una cuestión de seguridad nacional cuando las conversaciones del presidente se filtran a la prensa. Ello impide que haga su trabajo al negociar con líderes de otros países”. La frase es de ayer y es de Lindsay Walters, la secretaria adjunta de Prensa en la Casa Blanca. Por lo visto, para Estados Unidos es también una cuestión que lastima cierto sentido de la dignidad nacional, ya que su jefe de Estado queda como un perfecto bully, un provocador ignorante en las conversaciones transcritas con el presidente Peña y con el primer ministro Turnbull, de Australia.

Lo que ha obtenido y publicado el Washington Post desnuda a Trump y viste de manera muy aceptable, casi elegante, a Peña Nieto. Salvo algunos detalles, y eso confiando plenamente, primero, en quien tradujo el español del Presidente, y luego en quien tomó las notas de la conversación, Peña Nieto es cuidadoso. Es claro que sabe, además, que está ante un individuo que cuando menos raya en psicópata y por tanto ni se deja provocar ni pierde la compostura. Tampoco deja de involucrarlo en la conversación para con los temas relevantes para México.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Congreso sombra

Leer más..

Desastre en Nochixtlán

Leer más..

Margarita y Marichuy

Leer más..