Asociados en prensa

Diálogos en el infierno

Raymundo Riva Palacio


Eje Central

El 25 de enero, cinco días después de asumir la Presidencia, Donald Trump concedió la primera entrevista a la televisión. Fue en la Oficina Oval de la Casa Blanca por la mañana, justo cuando a unos metros de ahí, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y una pequeña comitiva mexicana, iniciaban con el equipo de Trump los preparativos de la visita del presidente Enrique Peña Nieto a Washington. Sin importar el momento, Trump le dijo al conductor del noticiero estelar de la ABC, David Muir, que México pagaría por el muro, rompiendo un compromiso forjado semanas antes por Videgaray y el yerno de Trump, su consejero Jared Kushner, de que no volvería a tocar el tema en público. Esos días en Washington quedaron registrados como el punto más bajo de la relación entre los dos países en tiempos de paz, y produjeron la cancelación de la visita. Para tratar de apagar el fuego, se acordó la conversación telefónica entre los dos presidentes.

La llamada se dio el 27 a las 10 de la mañana con 28 minutos, hora de Washington. Versiones sobre esa llamada han circulado profusamente desde entonces, pero este jueves, el periódico The Washington Post publicó la transcripción de ese diálogo, que abarca cinco mil 448 palabras en inglés –muy superior habría sido ese total en español–, y que muestra a Trump en su mejor representación como presidente: agresivo, condescendiente, barroco, cursi, contradictorio, amenazante e impredecible. El diálogo fue intenso y por bloques, saltando Trump de un tema a otro. Para un mejor entendimiento del tipo de locura con la que tiene que lidiar Peña Nieto –y el mundo–, lo siguiente es una síntesis editada y sin el orden de como se llevó a cabo esa conversación, cuyo contexto de inicio fueron las diferencias entre los dos gobiernos:

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

El Ingreso Básico de Anaya

Leer más..

El espacio del Frente

Leer más..

Hostigamiento sexual ¿histeria o anuncio de cambio?

Leer más..