Asociados en prensa

Cuando el vecino tiene al peor Presidente del mundo

Cecilia Soto


Excélsior

Aunque es cierto que el concurso para el título del peor Presidente del mundo parece saturado de candidatos, no tengo duda de que lo gana el actual ocupante de la Casa Blanca. Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, es un fuerte contendiente, pero su gobierno es sólo algunos grados más malo que el de su antecesor, Hugo Chávez, por tanto no tiene méritos originales.

El presidente filipino, Rodrigo Duterte, es otro fuerte candidato, pero su ruindad sólo afecta al sufrido pueblo filipino. El junior de Corea del Norte puede provocar que el mundo vuele en pedazos, pero no es Presidente, sino un dictador.

Podemos no estar de acuerdo con las ambiciones y acciones imperiales y autoritarias de Vladimir Putin pero tiene un gobierno funcionando. Presidentes o mandatarios como Enrique Peña Nieto o Michel Temer (Brasil), pertenecen a una liga menor de mandatarios incompetentes; su incompetencia puede tener efectos desastrosos como es el caso de la política de seguridad del presidente mexicano, pero su capacidad de hacer daño es menor.

Pero a seis meses de asumir la Presidencia, la Casa Blanca de Donald Trump es un caos. En este corto lapso ha dinamitado las alianzas que garantizaron la paz en la posguerra, ha convertido la destrucción del legado del expresidente Obama en su principal objetivo de gobierno y ha hecho de su vecino al sur, tan importante para su seguridad, un blanco constante de escarnio y ataques.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

El Ingreso Básico de Anaya

Leer más..

El espacio del Frente

Leer más..

Hostigamiento sexual ¿histeria o anuncio de cambio?

Leer más..