Asociados en prensa

El Estado disfuncional

Leonardo Curzio


El Universal

La literatura especializada sobre las capacidades del Estado para enfrentar crisis ha tendido a presentarse ante la opinión pública con formas caricaturales y reduccionistas, como es el caso de los llamados Estados fallidos.

De estas reducciones se derivan lecturas más o menos interesadas que clasifican como Estado fallido a un país que es incapaz de enfrentar favorablemente una problemática. Por supuesto que cada quien puede decir lo que quiera, pero el mexicano, claramente no es un Estado fallido, aunque sea incapaz de ofrecerle tranquilidad al 75% de la población que, de acuerdo con el INEGI1, vive atemorizada en sus comunidades.

¿Cómo puede calificarse de no fallido un Estado al que Hobbes reprobaría por ser incapaz de organizar la convivencia? Es contraintuitivo, lo sé, pero al mismo tiempo que veíamos estos devastadores datos sobre la crisis de seguridad en el país y la incompetencia de la PGR para mostrar contundencia contra Duarte, nos enterábamos que Standard & Poor's mejoraba la perspectiva de México. Las razones son varias pero, entre otras cosas, por la rápida reacción del gobierno para manejar la deuda y en términos más generales, las finanzas públicas.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

El Ingreso Básico de Anaya

Leer más..

El espacio del Frente

Leer más..

Hostigamiento sexual ¿histeria o anuncio de cambio?

Leer más..