Asociados en prensa

TLCAN: infaltables cultura y derechos laborales

Cecilia Soto


Excélsior

En su carta al Congreso estadunidense sobre las prioridades para las próximas negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el representante comercial de Estados Unidos repite el argumento del aumento del déficit comercial de ese país y la pérdida de empleos manufactureros como las razones fundamentales para modificar el Tratado

Ya se ha argumentado cómo la mayor parte de la pérdida de empleos de sectores manufactureros en Estados Unidos no se debe tanto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte como al hecho de estar en una transición tecnológica, que hace obsoletos en ciertas ramas por la robotización o porque ya no son necesarios y crea otros que beneficiarán a profesionistas diferentes de los que perdieron el empleo. 
En cuanto al déficit comercial es un indicador sumamente burdo e imperfecto del éxito o fracaso económicos de un país.

Va un ejemplo. Con el TLCAN, los principales distribuidores estadunidenses de películas acapararon las pantallas en los cines mexicanos. Antes del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, 50 mil familias mexicanas vivían de la industria del cine. Un cuarto de siglo después, son sólo cinco mil familias, a pesar de que hay más salas de cine y, sobre todo, a pesar de que ahora se ha cuadriplicado las cantidad de películas que se producen en nuestro país.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Congreso sombra

Leer más..

Desastre en Nochixtlán

Leer más..

Margarita y Marichuy

Leer más..