Asociados en prensa

El rival más débil

Raymundo Riva Palacio


El Financiero

No es el mejor momento para una reunión entre los presidentes Enrique Peña Nieto y Donald Trump, pero en unos días se verán las caras en privado. Hay que hacer dos consideraciones para tratar de entender por qué dialogarán en el marco de la cumbre del G-20 en Hamburgo a finales de esta semana: ¿cuándo es el mejor momento para reunirse con Trump? Si era inevitable que se cruzaran y hablaran durante las sesiones, ¿no sería más costoso el no tener un encuentro bilateral?

Nunca habrá un buen momento para hablar con el actual inquilino de la Casa Blanca, porque con él siempre es un viaje hacia lo desconocido cualquier tipo de interlocución o trato. Pero al mismo tiempo, el no formar parte del grupo de nueve líderes que hasta ahora se han programado para hablar con él, probablemente habría sido interpretado en México como un nuevo desdén del presidente estadounidense.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Terremoto para la transformación urbana sustentable

Leer más..

Al borde del colapso

Leer más..

La distopía mexicana

Leer más..