Asociados en prensa

Bucareli me lo confirmó

Eduardo Guerrero


El Financiero

Hace una semana sujetos desconocidos colocaron una narcomanta en pleno Periférico Sur de la Ciudad de México. La narcomanta advertía de “la pelea que se va a suscitar” y aclara que no será contra civiles, pero sí contra “chapulines” (criminales que cambian de bando), “extorsionadores” y “ratas”, así como contra las autoridades que los apoyan. Firmaba, en rojo, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El mensaje es anómalo por varias razones. Por una parte, la amenaza va contra un grupo delictivo del Pedregal de Santo Domingo, una colonia del sur de la Ciudad de México: un tal Hugo, El H, y su tío “Don Agustín”. Salvo que se trate de un descuido o un error de cálculo, me parece difícil pensar que al CJNG –una de las organizaciones criminales más poderosas del mundo– se exponga para amenazar de forma tan pública a una organización relativamente menor. Por otra parte, los autores de la manta hacen la advertencia extensiva, no sólo a la policía capitalina, sino también a la federal. Cosa rara, pues la Policía Federal no se inmiscuye hasta donde sabemos, ni para bien ni para mal, con la delincuencia que opera en las calles de la capital del país (salvo en Tláhuac).

Estas anomalías me hacen sospechar que la narcomanta del Periférico no era en realidad un mensaje para los vecinos, ni para los malandros de El H, sino parte de una estrategia de comunicación más amplia. Los medios de todo el país no tardaron en publicar titulares alarmistas (por ejemplo, “Anuncia CJNG su llegada a la Ciudad de México” o “CJNG anuncia con “narcomanta” su llegada a CDMX”). Luego vino la discusión, frívola pero inevitable, sobre si el CJNG tiene en efecto “presencia” en la capital. Como era previsible el jefe de Gobierno lo descartó; aseveró que el propio secretario de Gobernación le había confirmado que en la Ciudad de México sólo se trabaja en “temas de narcotráfico” en Tláhuac. Lo secundó el Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, quien dijo que no había, hasta este momento, señales de presencia operativa del CJNG.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Cita en la Casa Blanca

Leer más..

El nuevo procedimiento de responsabilidades administrativas

Leer más..

Muchos empleos, ¿y la productividad?

Leer más..