Asociados en prensa

2018, el costo Albores (y II)

Raymundo Riva Palacio


El Financiero

Una vez más, la política en Chiapas se empapa en traiciones y lucha de poder de grupos, componendas y vendettas. La unción informal del priista Roberto Albores Gleason, como candidato de la alianza PRI-Partido Verde en Chiapas, partió a los verdes en el estado, que están en abierta rebeldía. Eduardo Ramírez, el dirigente de los verdes en Chiapas que rompió con el partido por la imposición de Albores Gleason, deslizó la semana pasada hacia dónde se irían los miles de renegados. A Morena y a Andrés Manuel López Obrador, a quien, de gira en el estado, le envió un mensaje en Twitter: “Discutamos la reforma educativa que propone, para que haya paz en el estado”. Este domingo lanzó el Movimiento por la Dignidad, para combatir la candidatura del priista. Traducido en votos, un millón 200 mil que aportaría el Verde a la campaña de José Antonio Meade, se pusieron al mejor postor.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Cita en la Casa Blanca

Leer más..

El nuevo procedimiento de responsabilidades administrativas

Leer más..

Muchos empleos, ¿y la productividad?

Leer más..