Asociados en prensa

Opacidad y arbitrariedad en la ALDF

Jacqueline Peschard


El Financiero

Es un escándalo la manera como la Asamblea Legislativa de la Cd. de México (ALDF) ha conducido el proceso de renovación del Pleno del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas (mejor conocido como Info-DF). No sólo ha privado la opacidad, sino la arbitrariedad y la falta de seguridad jurídica, que son requisitos indispensables de un órgano legislativo que, además, se ostenta como adalid del parlamento abierto.

Los atropellos a la transparencia y a la certeza jurídica comenzaron desde el lanzamiento de la convocatoria para el registro de aspirantes al cargo de comisionado ciudadano, el pasado 21 de diciembre. En un acto casi de provocación de la Comisión de Transparencia y Combate a la Corrupción de la ALDF, se fijó como plazo para recibir postulaciones sólo cuatro horas (entre las 10 am y las 14 hrs. del 22 de diciembre). Resulta tan burda la maniobra que podría pensarse que fue más bien un error que un afán de controlar el proceso para favorecer a allegados, mediante información privilegiada; sin embargo, las irregularidades y los intentos de manipulación no terminaron ahí. 

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Cita en la Casa Blanca

Leer más..

El nuevo procedimiento de responsabilidades administrativas

Leer más..

Muchos empleos, ¿y la productividad?

Leer más..