Asociados en prensa

El costo de ignorar el mundo

Josè Carreño Figueras


El Heraldo de México

Estados Unidos parece inmerso en batallas político-ideológicas que a veces parecen más cuestiones filosóficas que problemas reales

Cuenta la leyenda que en mayo de 1453, mientras los ejércitos otomanos del sultán Mehmed II asaltaban las murallas de Constantinopla, capital del entonces desaparecido Imperio Romano de Oriente, los políticos y los académicos estaban empeñados en discusiones sobre el sexo de los ángeles o cuántos serafines cabrían en una cabeza de alfiler.

La versión es obviamente un mito, pero el punto es importante: implica la indiferencia de ciertas sociedades o actores políticos a realidades y situaciones.
Aún en esos tiempos ningún país podía considerarse como una isla, fuera de las corrientes históricas. Para los historiadores, la caída de Constantinopla, hoy Estambul, marcó formalmente el final de la Edad Media y el punto en que el expansionista Imperio Otomano se convirtió en una amenaza máxima para las naciones europeas. Y aunque turcos y europeos del este ya estaban en conflicto, a partir de ese momento “El Gran Turco” se convirtió en la pesadilla musulmana de la época.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Cita en la Casa Blanca

Leer más..

El nuevo procedimiento de responsabilidades administrativas

Leer más..

Muchos empleos, ¿y la productividad?

Leer más..