Asociados en prensa

El nuevo Andrés Manuel

Raymundo Riva Palacio 


Nación 3 2 1

Mucho cambió Andrés Manuel López Obrador de la campaña presidencial de 2006 a la de 2018. 

Aquél dogmático, fundamentalista y puritano al grado del absurdo, está en el baúl de los recuerdos, y ha dado paso a un pragmatismo que le está dando frutos concretos. 

López Obrador se ha salido del castillo de la pureza en el que se escondía y finalmente, como son normalmente los políticos, se está ensuciando las manos. Alianzas impensables son ahora realidad, y acercamientos con viejos adversarios y enemigos son parte de su estrategia de sumar a todos los inconformes con su entorno y sus realidades inmediatas, que están viendo en él una esperanza de cambio y, que nadie se engañe, de revanchismo.

La nueva actitud de López Obrador es dinamita pura contra sus oponentes: José Antonio Meade, el candidato del partido en el poder, y Ricardo Anaya, el candidato de un frente opositor sistémico. 

Lo irónico es que AMLO no ha tenido que acompañar su estrategia con la construcción de andamiajes para estimular la sangría de cuadros y electores de otros partidos hacia Morena, sino que ha sido resultado de un proceso natural de depuración dentro de los partidos que buscan la Presidencia, que no aprendieron las lecciones del pasado reciente.

El antecedente es el Pacto por México, el acuerdo mediante el cual se procesaron las reformas de envergadura que dominaron los primeros 18 meses del gobierno de Enrique Peña Nieto, que fue negociado por un grupo cerrado de dirigentes y miembros del PRI, PAN y PRD, que luego de acordar los términos de cada una de las reformas, daban instrucciones a sus legisladores para que solamente las aprobaran. 

Ese método estrujó a los partidos y agudizó sus contradicciones, lo que llevó a que las dirigencias de oposición se desgastaran y fueran relevadas, Gustavo Madero, en el PAN, y Jesús Zambrano y Los Chuchos, en el PRD.

Las decisiones de las élites excluían a las mayorías y provocaron el estallamiento de los acuerdos, lo que tiempo después llevó a la dispersión.

Continúa leyendo aquí. 

ENTRADAS RELACIONADAS

Cita en la Casa Blanca

Leer más..

El nuevo procedimiento de responsabilidades administrativas

Leer más..

Muchos empleos, ¿y la productividad?

Leer más..