Asociados en prensa

'Lame Duck'

Eduardo Guerrero


El Financiero

La recta final de un mandato es un periodo excepcional en muchos sentidos. Por un lado, es más fácil tomar decisiones irresponsables (las consecuencias de mediano plazo dejan de ser una preocupación central). Los 'bonos sexenales' y el disparo generalizado del gasto público han sido históricamente los síntomas más obvios, pero no los únicos, de esta irresponsabilidad. Por otro lado, los últimos meses 
–después de las elecciones– también podrían ser una oportunidad para tomar decisiones necesarias pero impopulares. Lame duck (literalmente un 'pobre pato') es el término anglosajón para los gobernantes próximos a dejar su puesto. De acuerdo con algunas fuentes el término se originó en el Londres del siglo XVIII, donde un lame duck era un corredor de bolsa que no pagaba sus deudas. Un lame duck es también un pato viejo o enfermo que ya no es capaz de seguir a su parvada, y es presa fácil para los depredadores. El término se ha adaptado bien a la política.

Los cambios más recientes en el gabinete de Peña Nieto corresponden con una práctica característica de un lame duck: refugiarse en su círculo más cercano. Con un horizonte de tiempo corto, el titular del Ejecutivo pierde la necesidad de mantener el apoyo de una coalición amplia. Es el momento ideal para ejercer el poder rodeado de los más cercanos. La salida de Miguel Ángel Osorio Chong de Bucareli estaba anunciada (después de perder la apuesta por la candidatura del PRI, hubiera sido difícil para el hidalguense convencer a sus interlocutores de que contaba con el completo respaldo del presidente). En lugar de Osorio Chong, Peña Nieto colocó a Alfonso Navarrete Prida, con quien ha colaborado desde los inicios de su carrera (cuando Navarrete era procurador general de Justicia y Peña, secretario particular, en la administración del gobernador mexiquense Arturo Montiel). 

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Cita en la Casa Blanca

Leer más..

El nuevo procedimiento de responsabilidades administrativas

Leer más..

Muchos empleos, ¿y la productividad?

Leer más..