Asociados en prensa

Chihuahua: Los Expedientes X

Cecilia Soto


Excélsior

En los corrillos de los especialistas en derecho penal es común que a los apellidos de algunos abogados penalistas se les agregue el siguiente colofón: “Nunca ha perdido un caso”. Con esta combinación, el apellido famoso, el récord de haber ganado casos emblemáticos y de haber salvado de la cárcel a individuos sorprendidos con la pistola todavía humeante o las cajas de dinero en su casa, los despachos de abogados con apellidos como Coello o Velázquez contaban con el poder disuasorio de su fama: antes de entrar a juicio éste ya estaba prácticamente ganado.

¿Por qué habría de derrotar al Darth Vader de los penalistas éste o aquel agente del ministerio público pobre, mal pagado y peor capacitado? Para mí lo más sorprendente de los casos construidos por la Fiscalía General de Chihuahua contra diversos exfuncionarios del gobierno de César Duarte y contra Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, exsecretario general adjunto del PRI, va más allá del peso político de los nombres implicados, incluso, sobrepasa el mérito de haber documentado cómo se desviaron recursos públicos a empresas fantasma y también hacia dónde fue ese dinero.

Lo realmente alentador es ver funcionando a una generación nueva de fiscales que inició su práctica profesional en el Nuevo Sistema Penal Acusatorio y para la cual los nombres de los émulos mexicanos de Darth Vader les son, prácticamente, desconocidos, indiferentes y quizá les recuerde vagamente alguna reliquia abogadil del siglo pasado. 

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Cita en la Casa Blanca

Leer más..

El nuevo procedimiento de responsabilidades administrativas

Leer más..

Muchos empleos, ¿y la productividad?

Leer más..