Asociados en prensa

¿Actores ciudadanos o partidistas? 

Marco Provencio


Milenio

Un grupo de ciudadanos acompaña a un actor político en un evento en el que éste acusa una supuesta "represalia económica". ¿La razón? Haber exhibido un caso de corrupción en su estado. El grupo lo arropa y se agrupa para la foto; la imagen vale más que mil palabras.

Entre los asistentes hay reconocidos legisladores y actores políticos. Hay miembros de las coaliciones electorales opositoras al gobierno. Hay importantes académicos y miembros de la comentocracia, todos y cada uno de los cuales tienen pleno derecho para dar un cheque en blanco y acompañar al gobernador de Chihuahua. El acto se convierte en una convocatoria política propia del calendario más que una exposición de argumentos y pruebas de sus dichos.

El gobernador aduce que la Secretaría de Hacienda quiere "estrangularlo presupuestalmente" por las detenciones de miembros del PRI ligados a casos de corrupción. Lo hace con el lenguaje propio de quien sabe que sus dichos no le generarán responsabilidad alguna y sí muchas líneas ágata en la medida que levante la voz y los adjetivos y las acusaciones.

La secretaría aduce que en un marco de "colaboración respetuosa y coordinación cotidiana..." ha entregado "en tiempo y forma" todos los recursos que por ley corresponden a Chihuahua. 

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

El muro, ¿quién lo paga?

Leer más..

Meade debe inspirarse en Colosio

Leer más..

¿Un año de fuego y furia?

Leer más..