Asociados en prensa

Algunas notas sobre la política exterior de Trump

Lourdes Aranda


El Financiero

A casi un año de estar en el poder, hemos constatado que el presidente Donald Trump tiene una política exterior errática, ausente de la menor estrategia y orientada principalmente a alcanzar objetivos políticos internos. Aliados y enemigos por igual están en la incertidumbre total, preocupados por la inestabilidad que provoca la actitud estadounidense y las consecuencias que puede provocar frente a los conflictos internacionales vigentes más serios. Los vacíos de poder tienden a llenarse; Rusia y China serán los primeros en tratar de hacerlo, lo que tendrá consecuencias radicales para la configuración del orden internacional del siglo XXI.

Como explicó Allison en su estudio clásico, la política exterior de Estados Unidos se caracteriza por problemas serios de conflicto interburocrático. En la toma de decisiones participan el Departamento de Estado (integrado en gran medida por diplomáticos de carrera), el Consejo de Seguridad Nacional, las agencias de seguridad, el Pentágono y la misma Casa Blanca. No obstante, con Trump al frente, el problema se ha exacerbado porque ha involucrado a otros colaboradores como John Kelly, su jefe de gabinete, y Jared Kushner, su yerno y asesor especial. 

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

El muro, ¿quién lo paga?

Leer más..

Meade debe inspirarse en Colosio

Leer más..

¿Un año de fuego y furia?

Leer más..