Asociados en prensa

Trump: El genio estable y la “estabilidad” de su política exterior

Mauricio Meschoulam


El Universal

¿Estable o inestable? ¿Loco a secas o “loco, pero genio”, como lo llamó Kuschner, su yerno? ¿Idiota, tonto, estúpido como lo han llamado sus colaboradores e incluso amigos cercanos? ¿O “muy inteligente”, como él se llama a #simismo? Estas son algunas de las preguntas que dominan estos días la conversación. Esta conversación ha estado muy enfocada, por cierto, hacia las implicaciones que este tema tiene en cuanto a política interna en EU, a raíz de la publicación del libro Fuego y Furia. Dentro de la Casa Blanca de Trump, por parte del periodista Michael Wolff, así como las airadas repuestas del presidente a través de su Twitter en las que se deende diciendo así: “De hecho, a lo largo de mi vida, mis dos grandes cualidades han sido la estabilidad mental y el ser, como, realmente inteligente…soy un MUY exitoso empresario” y una estrella de televisión que ganó la presidencia al primer intento. “Creo que yo calicaría eso no como inteligente sino como genio…y un genio muy estable”. Quiero aprovechar este espacio para trasladar esa discusión hacia la esfera externa porque, independientemente de que estemos o no estemos de acuerdo con la capacidad mental de Trump, vale la pena evaluar el grado de inestabilidad que su propia personalidad está proyectando hacia las relaciones de EU con otros países. Los ejemplos a lo largo del año se han venido acumulando.

¿Locura, falta de aptitud mental o simplemente “conducta peculiar”?: Implicaciones internacionales

Durante esta semana, hubo una discusión interesante acerca de si el comportamiento de Trump realmente puede ser categorizado como “locura” o como “falta de aptitud mental”, o si simplemente se trata de una conducta peculiar, con defectos, o con características narcisistas o egocéntricas. No es el papel de este espacio entrar en esa discusión. Sí lo es el señalar que, al margen de cómo se decida categorizar lo que el presidente hace, esas características sí tienen repercusiones internas y externas de enorme relevancia. Nos concentramos en las externas.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

El muro, ¿quién lo paga?

Leer más..

Meade debe inspirarse en Colosio

Leer más..

¿Un año de fuego y furia?

Leer más..