Asociados en prensa

Al que madruga...

Eduardo Guerrero


El Financiero

En caso de ganar las elecciones de este año, Andrés Manuel López Obrador será un presidente madrugador. AMLO anunció que, como hizo cuando fue Jefe de Gobierno del Distrito Federal, celebrará una reunión diaria, muy temprano, con su gabinete de seguridad. Al comprometerse a revisar diariamente los indicadores de seguridad, y a hablar personalmente con los funcionarios responsables del sector, López Obrador renuncia a la salida fácil: delegar y desentenderse del tema. Este “marcaje personal” es un acierto. Como mencionaba en una columna publicada en este mismo espacio en diciembre pasado, las instituciones de seguridad son monstruos burocráticos. En ausencia de una supervisión estrecha, tienden a ser colonizadas por redes de corrupción o incluso por el crimen organizado. Este marcaje personal también elevaría el costo político de cualquier fracaso y cualquier escándalo. Si a mitad del sexenio se registra, por ejemplo, una fuga de algún capo de una prisión federal, o se descubre que el titular de una división de la Policía Federal trabaja para el narco, AMLO será ante la opinión pública igual de responsable que el secretario de Seguridad Pública.

Es justo reconocer que –como precandidato– AMLO ya ha sido madrugador. Su estrategia de campaña ha sido anticiparse y definir él los temas en la agenda pública. Hasta ahora Anaya y Meade se han enfocado en responder al abanderado de Morena. Las promesas y posicionamientos de AMLO tienen virtudes mediáticas. Se trata de ideas simples, que se pueden comunicar de forma eficaz, y que generan polémica. No sabemos muy bien cómo se llevaría a la práctica la “amnistía” propuesta por AMLO (casi cualquier cosa cabe bajo esa etiqueta). Podemos o no estar de acuerdo con un sistema de justicia penal más indulgente, pero lo que no podemos regatearle a AMLO, es que logró colocar su idea como el tema central del debate en materia de seguridad.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

El muro, ¿quién lo paga?

Leer más..

Meade debe inspirarse en Colosio

Leer más..

¿Un año de fuego y furia?

Leer más..