Asociados en prensa

Stateless Americans

Agustín Barrios Gómez


El Heraldo de México

Se ha vuelto trillado decir que la tribalización que está viviendo nuestro país vecino es un problema grave para ellos, y para el mundo. Pero el enfoque en las políticas antiinmigrante, el racismo, y la xenofobia que han surgido han escondido un problema aún mayor para las minorías y los demócratas “blancos” de los estados de las costas.

Esto es que no nada más están perdiendo poder político, sino que están siendo relegados a ciudadanos de segunda clase. Como la rana que acaba hervida cuando el agua gradualmente sube de temperatura, el estadounidense del partido, o de la raza, equivocada, está perdiendo a su país.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

El muro, ¿quién lo paga?

Leer más..

Meade debe inspirarse en Colosio

Leer más..

¿Un año de fuego y furia?

Leer más..