Asociados en prensa

Ley de Seguridad Interior

Laura Rojas


Excélsior

Hace una década que las Fuerzas Armadas de nuestro país comenzaron a realizar tareas relacionadas con la seguridad pública, una obligación reservada a cuerpos civiles en todos los regímenes democráticos.

No hay duda del respeto que el pueblo mexicano le profesa al Ejército y la Marina no sólo por la ayuda humanitaria que suelen prestar cada vez que se necesita, sino porque son los únicos que han logrado generar y/o mantener cierta paz en muchas comunidades a lo largo y ancho del país y también porque son los que mejor han resistido el poder corruptor del crimen organizado.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

El muro, ¿quién lo paga?

Leer más..

Meade debe inspirarse en Colosio

Leer más..

¿Un año de fuego y furia?

Leer más..