Asociados en prensa

A favor del Sistema Nacional Anticorrupción

Edna Jaime


El Financiero

La desilusión respecto a nuestra reforma anticorrupción llegó antes de que ésta pudiera entrar en vigencia plenamente. El entusiasmo que acompañó el proceso legislativo en el que se planteó la reforma constitucional y el paquete de siete leyes secundarias, ahora se ha transformado en apatía, en un sentimiento de derrota anticipada. En una voz tenue que nos dice que nos equivocamos.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

El muro, ¿quién lo paga?

Leer más..

Meade debe inspirarse en Colosio

Leer más..

¿Un año de fuego y furia?

Leer más..