Asociados en prensa

Jerusalén ¿el principio del fin?

Solange Márquez


El Universal

El reconocimiento de Jerusalén como capital solo de los judios hecho el día de ayer por el Presidente Trump en nada abona a la construcción de la Paz en una zona que sigue siendo un polvorín. Un reconocimiento que sólo beneficia a las alas más radicales de ambos lados de la ecuación y como se ve, podría ser el detonante de una nueva escalada de violencia. El reconocimiento de Jerusalén como capital tanto de Judios como de Palestinos no es una discusión nueva, ha estado en la mesa de las negociaciones de paz desde la creación misma del estado de Israel pues para ambas naciones esa debería ser la ciudad principal por diversas razones pero principalmente por motivos religiosos.

Ha sido uno de los asuntos más álgidos en las negociaciones y la hoja de ruta hacia La Paz se ha construido en términos de reconocerla como capital de dos pueblos para que convivan en ella de manera pacífica y ordenada.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Stateless Americans

Leer más..

EU: la división se agrava

Leer más..

El camino hacia pacto migrante

Leer más..