Asociados en prensa

Ensayos norcoreanos, las opciones de Trump

Mauricio Meschoulam


El Universal

Pyongyang probó esta semana su misil con mayores capacidades hasta el momento. Entre otros elementos que exhiben el progreso norcoreano, se estima que este misil podría golpear sitios tan alejados como Washington o Nueva York. Sin embargo, ya desde julio Corea del Norte había lanzado misiles intercontinentales balísticos con la potencia para atacar ciudades tan importantes como Los Ángeles o San Francisco. Es decir, el último lanzamiento no supone un cambio rotundo a una amenaza que ya existía (un ataque nuclear a cualquier ciudad estadounidense sería, a todas luces, inaceptable para Washington). Lo que sí significa es que Corea del Norte se mantiene efectuando adelantos considerables en ambos, su programa nuclear y su programa de misiles y que, por tanto, las medidas que se han implementado por parte de, al menos, los últimos tres presidentes estadounidenses, han sido ineficaces para detener ese progreso. De hecho, ha sido durante la administración Trump cuando Pyongyang ha estado mostrando sus mayores avances, así como su disposición a exhibirlos. De manera tal que, es probable que de mantenerse las estrategias actuales el resultado sea el mismo que hasta hoy hemos visto. ¿Qué opciones restan, entonces, para desactivar la espiral? Lamentablemente no hay demasiadas.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Stateless Americans

Leer más..

EU: la división se agrava

Leer más..

El camino hacia pacto migrante

Leer más..