Asociados en prensa

Dr. Meade

Agustín Barrios Gómez


El Heraldo de México

Más que un partido, el Revolucionario Institucional (PRI) siempre fue una organización hecha para repartir el poder. Producto de una Revolución Mexicana que acabó en un empate técnico entre facciones rapaces, fue diseñado para dar cauce a las exigencias de los grupos de poder y lograr equilibrios. Fue una solución brillante al grave problema de inestabilidad política en México. Creó un sistema péndulo, que permitía regímenes de corte empresarial, como los de Miguel Alemán y Carlos Salinas, y otros netamente socialistas, como los de Lázaro Cárdenas y Luis Echeverría. La ideología era la que arrojaba el consenso del momento. La filiación era la que lograba la cooptación. La candidatura de José Antonio Meade es fiel producto de este legado.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

EU y Rusia: la rivalidad revive

Leer más..

China, México y la OMC

Leer más..

Andrés Manuel, en el cielo

Leer más..