Asociados en prensa

México: ¿violencia o falta de paz estructural?

Mauricio Meschoulam


El Universal

Para un gobierno que se propuso lograr un “México en Paz” como primera meta en su Plan Nacional de Desarrollo, el hecho de que este octubre hubiese sido el mes más violento en 20 años, debería provocar serios replanteamientos. Así que, si me lo permite usted, hago una pausa en mi análisis de asuntos internacionales y me enfoco a recordar un par de cuestiones al respecto para tenerlas en consideración ahora que, a propósito de las campañas, estaremos escuchando y discutiendo propuestas diversas. Necesitamos un cambio de chip. México no está sumido solamente en “un problema de narcotráfico”, o siquiera en un problema de “altos niveles de violencia a causa del crimen organizado”; México padece una serie de circunstancias que se traducen en falta de o carencia de paz estructural. Y no es lo mismo. La paz no es únicamente la ausencia de violencia. Hablar de “devolver” la paz a los mexicanos, exhibe un deficiente entendimiento del tema pues supone que solo porque hace algunos años la violencia era menor, entonces automáticamente vivíamos circunstancias de paz. Plantear la problemática, en cambio, como una condición de falta de paz de raíz, implica asumir la parte más difícil: resolver las circunstancias que padecemos requiere de estrategias que no solo estén orientadas a reducir picos de violencia como los que estamos, lamentablemente, experimentando, sino hacia construir las estructuras y las instituciones que crean y que sostienen a las sociedades pacíficas (IEP, 2016).

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Stateless Americans

Leer más..

EU: la división se agrava

Leer más..

El camino hacia pacto migrante

Leer más..