Asociados en prensa

Intentando explorar la cabeza de Trump: ¿Qué racionalidad lo mueve?

Mauricio Meschoulam


El Universal

“No los culpo, ustedes siempre han visto por el bien de sus países. Los líderes estadounidenses han hecho un pésimo trabajo y ustedes supieron sacar ventaja de ello. Pero eso ya se acabó. Yo tengo que ver primero por mi país y eso es lo que va a suceder a partir de ahora”. Este es, más o menos, el mensaje que Trump estuvo transmitiendo en su gira por Asia. Lo hizo en privado y lo hizo públicamente, y un mensaje así habla mucho de cómo piensa quien lo emite. Al margen de nuestros gustos y disgustos personales por el personaje, tratar de entender qué es lo que pasa por su cabeza resulta fundamental para poder pensar desde cómo hacer contacto con él, hasta cómo negociar, extraer concesiones o incluso poderlo enfrentar. En cambio, malentenderlo es el primer error común. El segundo es intentar venderle ideas y conceptos sobre Estados Unidos, sobre el comercio o la seguridad, que no empatan con su forma de ver el mundo solo porque esos conceptos y racionalidad son “evidentes” o “claros” desde la óptica de sus contrapartes. Esto provoca frustraciones constantes, en el mejor de los casos, y en el peor, una obstinación sostenida por parte de esas contrapartes en elaborar el mismo tipo de argumentos solo para seguirse topando con pared. El blog de hoy no se basa en estudio o investigación alguna, sino en algunos de sus tuits, sus discursos, sus palabras, y es un simple esfuerzo por explorar apenas algunos de los elementos detrás de esa racionalidad con la que muchos continuamente chocamos. Hay cantidad de elementos que dejamos de lado, estos son solo ejemplos.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Stateless Americans

Leer más..

EU: la división se agrava

Leer más..

El camino hacia pacto migrante

Leer más..