Asociados en prensa

La desinstitucionalización

Leonardo Curzio


El Universal

Yo tenía la sospecha de que la ausencia de un fiscal para delitos electorales podía romper con el principio de certeza que debe regir todo proceso electoral y, en consecuencia, se abría la posibilidad de impugnar por vicios de origen el proceso electoral en su conjunto. En otras palabras, que aprovechando el muy poco presentable procedimiento para retirar del cargo a Santiago Nieto y la imposibilidad de reponerlo por un proceso senatorial, algún candidato pudiese alegar que las instituciones no estaban apropiadamente integradas. Distinguidos juristas me han hecho ver que tal extremo es jurídicamente inviable porque se puede argumentar que aún sin titular los fiscales especializados prosiguieron su trabajo, pero políticamente puede tener consecuencias desastrosas para el proceso.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Stateless Americans

Leer más..

EU: la división se agrava

Leer más..

El camino hacia pacto migrante

Leer más..