Asociados en prensa

¡‘Ordnung’! / y II

Marco Provencio


Milenio

Berlín. Por más de 30 años, Porfirio Díaz utilizó como lema de su gobierno la frase comtiana de “orden y progreso”, extraída de la expresión “el amor por principio, el orden por base, el progreso por fin”. Puede suponerse que, tras décadas de guerras sangrientas, pacificar el país hacía inviable incorporar el “amor” como distintivo de gobierno. Acaso deslumbrados por los resultados de la primera mitad porfirista, Brasil iría más allá y en 1889 incorporaría el mismo lema a su bandera.

Continúa leyendo aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

El mayor riesgo para México: que siga el PRI

Leer más..

Un aniversario importante

Leer más..

El capricho de Trump

Leer más..